El pato en Bali
Artística decoración en la entrada del lugar

Cuando uno vive en Yakarta y le apetece hacer una escapada para pasarlo bien pero no muy lejos, no cabe duda que el destino es Bali

Petado o no petado por los turistas, todavía puedes encontrar lugares con encanto y que te hacen pasar una veladas espectaculares. Como esta que os voy a relatar.

El caso es que nos fuimos las tres parejas, la cuadrilla de Yakarta, los vascos pelotaris con sus guapas mujeres indonesias.

Cada pareja había elegido antes de viajar a la isla de los dioses, ir a comer un plato que nos guste a cada uno y que en este caso fue así: Merry propuso comer fideos con albóndigas especialidad de la playa de Jimbaran, nosotros propusimos comer el plato seguramente más conocido de la isla, el "babi guling" (cerdo asado) y Yeye dijo que teníamos que ir a comer al restaurante que vende posiblemente el mejor pato de Bali...posiblemente

Y así fue como terminamos en el restaurante Bebek Tepi Sawah (pato en el arrozal...o algo así).
Cuando uno sale a comer, no todo depende de la calidad de la comida, del sabor o de la presentación de los platos. También hay que contar con la compañía (entre amigos todo sabe mejor) pero sobre todo con el entorno, como en este caso.

El restaurante Bebek Tepi Sawah está ubicado en medio de un arrozal, en Ubud, bien cuidado, con mesas y mobiliario pulcro, limpio y elegante. El servicio es profesional y con elegante vestimenta de Bali.

Y luego pues eso, a que fuimos a este restaurante, pues a comer pato.

Yo siempre me he resistido a comerlo frito como el que venden como especialidad en este restaurante (luego veréis la foto). Porque solo por su pinta, ya me parecía más seco que la pata de un muerto.

Acostumbrado hasta ahora a comerlo al estilo Pekín en Yakarta, deshuesado, jugoso y sabroso, con mermelada de manzana, en el The Duck King (un excelente restaurante chino en la capital de Indonesia), el pato frito, solo verlo, me daba yuyu.

Pues no, nada más lejos de la realidad. Me sorprendió que de seco nada, jugoso y en su punto, sin estar duro ni demasiado blando.

Total, que fue una experiencia de primera, como decía antes, no solo por el pato, sino por la compañía, por el entorno, por la isla de los dioses...


Comer en un arrozal en Bali
Con este entorno...es difícil no disfrutar

En Bali la naturaleza es increible

El pato en Bali
El subsodicho pato ¿A que parece seco? Pues no...

Comer en un arrozal en Bali
Las vistas son increibles, aunque en la isla de los dioses, esto no es raro

Un arrozal en Bali
Además, estábamos cerca de los dioses...o así

Un lotus en Bali
Comer al lado de los lotus, uno no puede hacerlo todos los días

Comiendo en el restaurante Bebek Tepi Sawah de Bali
Y nada hay estamos los expelotaris, todos con más de 60 años...viejos...pero no pendejos 


Texto y fotos originales de Gildo Kaldorana para:




Next
This is the most recent post.
Previous
Entrada antigua

0 comentarios :

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top