Un bonito paisaje en Bali
Buenas vistas que teníamos desde la piscina. Con una iglesia católica al fondo

Siempre que voy a la isla de los dioses, procuro coger un alojamiento cómodo. No cabe duda que en Bali hay hoteles por todos lados, buenos, mejores, malos, peores.

Estuvimos mirando como casi siempre, hoteles de cuatro y cinco estrellas, hasta que nos encontramos con esta hermosa villa que en las circunstancias en que íbamos, en plan familiar, con la jefa, la hija, el yerno y el morrosko de Bali llamado Gorka, o sea, mi nieto, nos salía bien de precio.

Bien de precio, quiero decir que incluso más barato que uno de esos hoteles en los que acostumbramos a alojarnos.

La villa está en Canggu y los dueños son un inglés (ahora cualquier extranjero tiene villas en esta isla) y su esposa, una indonesia de Bali. 

Se llama Umah Cin Cin, y es una villa que cuenta con todas las comodidades. Amplias habitaciones (en este caso dos) con grandes camas y aire acondicionado a tope. Cada habitación cuenta con dos cuartos de baño, uno interior y otro exterior (yo siempre utilizo el exterior, integrado pues en la naturaleza),

También tiene una buena y moderna cocina, que no utilizamos para nada, como siempre que vamos a una villa en la isla de los dioses. Un hermoso salón brilla en el interior con varios sofás y su gran mesa de comedor.

No le falta ni sala de cine ni el correspondiente cuarto para el billar, donde alguna partida nos echábamos pues, claro.

Pero lo que más destaca en este lugar es la piscina, tremenda, kilométrica, casi olímpica diría yo, donde buenos baños hacíamos, con el nieto Gorka como protagonista y que disfrutaba como un enano.  Y también alguna que otra tertulia nos pegábamos al anochecer con las terrazas de arroz como atrezzo de fondo.

Lo malo de alojarte en buenos sitios, es que tampoco los disfrutas 100%. Lógicamente si vas a Bali, no te vas a quedar en casa y lo que normalmente se hace es salir por la mañana y volver de noche, después de haber visto templos, arrozales, altares, ceremonias y espectáculos varios.

Y nada, pues eso, una vez más que pasamos unos excelentes días en Bali, un lugar este, donde parece que todos los días es domingo, isla que conocemos desde hace casi 40 años cuando fuimos de luna de miel y que puedes echar un vistazo si te apetece.

Sala de cine y billar...¡Estilo eh!

Una gran piscina en Bali
Sublimes atardeceres desde la piscina. La jefa y Gorka, los que más disfrutaban de ella


Otra vista de la "pool"


Desayunos en Bali
Los desayunos en la isla de los dioses...son diferentes. Comas lo que comas sabe de otra forma


Arrozales en Bali
Terreno de arrozales bajo la villa


La cocina, que como decía nunca utilizamos y amplias habitaciones con grandes camas

Y que hace un abuelo cuando llega a ser eso, abuelo? Pues nada, disfrutar con el nieto (y la hija)


Rama y Shinta en Bali
También estaban Rama y Shinta, que están enamorados...como nosotros
Y tremendos cuartos de baño, interiores y exteriores


Y nada, relajo total. La vida es para vivirla y...hay que aprovecharla cuanto antes

Los amigos
Y nos vinieron a visitar unos grandes amigos. Griselda y Juli regentan un restaurante (ES RACÓ) en Cadaqués, Girona. Un buen restaurante, con el maestro Juli en los fogones y la profesionalidad de Griselda en la sala, donde puedes disfrutar de muy buena gastronomía en un marco incomparable como es Cadaqués (y lo sé por experiencia)

Texto y fotos originales de Gildo Kaldorana para:


2 comentarios :

Mochilero Futbolero dijo... 7 de junio de 2017, 6:52

que destino tan interesante, te invito a mi blog www.mochilerofutbolero.com donde encontrarás todo lo referente a viajes de fútbol

Anónimo dijo... 16 de junio de 2017, 6:22

Hola,
Buen blog! Enhorabuena. Me ha sido de gran ayuda.
Estoy en Indonesia y me gustaría a prender la lengua bahasa, tienes algún diccionario para recomendar o libro, por aquí no encuentro. Te dejo mi correo: ductero@gmx.es.
Muchas gracias.
Saludos.
David.

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top