Me llevaron (siempre me dejo ir) a comer un día al JJ Royal que está ubicado en el mall Senayan City (es una cadena). Sinceramente cuando lo primero que vi fue al chicarrón del camarero que nos recibió con alas rosas, lo primero que pensé, uyyyy...me han traído a un restaurante de ambiente, de ambiente gay quiero decir. Pero no, después empecé a ver chavalotas (nada como la sonrisa de una indonesia) también con alas y eso me hizo despertar y darme cuenta de que estábamos en San Valentín, el día del amor.

El JJ Royal es un restaurante como de muñecas, las hay normalmente (sin que sea San Valentín) en las paredes, en las sillas etc. Es un lugar que me gusta porque todo está muy limpio, muy brillante, además de buen servicio y sin que sea nada del otro mundo se come bien y está en mi mall (superficie comercial) favorito Senayan City (en Yakarta puede haber 30 malls fácil). Puedes comer oriental, arroces, fideos, u occidental, sándwiches, hamburguesas y cosas así.

Es otro de los restaurantes más o menos peculiares de esta ciudad, en este caso por su decoración.

Pero en la capital de Indonesia, hay restaurantes o pastelerías un poco extraños para nuestra mentalidad (o por lo menos para mí). Entre otros hay los que a la hora de pagar te traen un jarrón para sacar un papelito en el que sale el descuento que te van a aplicar. También hay una cadena de restaurantes los D'Cost que una vez al mes, te hacen el descuento de la edad de la persona mayor que ha acudido a comer, si tiene 80 años, pues un 80% de descuento que aplican a la cuenta (no es broma), por eso ese día del mes, lo que se ve, es mucho bastón y silla de ruedas. La gente saca a pasear al más viejo de la familia para comer casi gratis.

Y una pastelería ligada a esta cadena de restaurantes, tiene el sistema de que te deja comer gratis todos los pasteles que quieras en el interior, solo pagas los que quieras llevarte a casa (no es broma tampoco). Único requisito indispensable es, tener una tarjeta de crédito.

Tampoco podemos olvidarnos del restaurante Dadu (Dado, en indonesio) en el que tiras un dado con figuras de productos del mar, mejillones, gambas, cangrejos etc. y si te sale la figura del plato que has pedido, te dan otro gratis.


Como decía antes, nos recibió este muchachote, grande él, y con alas rosas...uyuyuy. Mi primera impresión fue eso ¿donde me he metido?



Menos mal que luego apareció el/la ángel. Con una de esas sonrisas con las que uno se derrite y se acuerda de aquella canción que dice "si tú me dices ven..." o así...aaayyy...con sus alitas blancas...

Y nada, nos sentamos y nos disponemos a comer, mi hija (que se ríe, porque me ve mosca), mi mujer y mi cuñada

Antes de los platos que hemos pedido, nos sacan un armatoste con las salsas picantes ¡Toma ya! Aquí hay picantes para todos los gustos, rojos verdes, mas hot, más... ¡Vade retro Satanás!



Comemos entre otras cosas, fideos fritos, hamburguesa (tremenda) y sandwich

Me sorprendió el detalle de esa salsa que se anuncia en el menú como "Catalan mayo sauce" o sea, nada más y nada menos que el "all i oli" que comemos en Catalunya. Y como también había salsa romesco, pensé y pregunté si trabajaba en el restaurante alguien de Barcelona (a los indonesios, les suena más Barcelona que Catalunya). La respuesta fue que no

Todo ello, regado con un buen té, servido en esa vajilla tan elegante

Así de colorido luce este restaurante. Muñecas en el techo, en las sillas y corazones, muchos corazones ¡What romántico!

Al final, pido la cuenta y me la traen con una torre Eiffel, deben creer que soy francés. No quiero ni pensar que me hubieran traído si se enteran que en realidad soy español ¿Una plaza de toros quizá?

Post y fotos originales de Gíldo Kaldorána para:


0 comentarios :

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top