Ahí ando, fusionándome con la primavera...pues

Pasar casi seis meses al año en la capital de Indonesia, significa cambiar totalmente el chip con el que vivimos en Barcelona...y viceversa

Advierto antes de nada, que este post me ha salido un poco más largo que los demás, pero creo que merece la pena. Venga, haz un esfuerzo, léetelo y mira todas las fotos, hasta el final.

Como cosas más significativas (negativas) de la vida en Yakarta comparadas con las de Barcelona, están los atascos de tráfico (aberrantes). Tres horas para recorrer 15 kms. En época de lluvias, como la que ahora ha empezado, inundaciones por doquier. El día que llueve (casi todos) vas a buscar o esperas un taxi y ya puedes estar sentado. Llover y llover, significa que salir de casa, puede ser pesado a más no poder (menos mal, que no tenemos que ir a trabajar). Otra cosa, es la pachorra de los indonesios, a veces me hace perder la paciencia. Los dependientes de las tiendas por ejemplo, vas a pagar con tarjeta y a menudo no va, hay un problema, no funciona el datáfono etc. etc. Les preguntas por un artículo y no saben, no contestan o te dicen que se acabado. Les dices si saben lo que les pido...y contestan que no que no conocen ese producto...pero te dicen que se ha acabado...y se quedan tan panchos.

Otra es,  la de los operarios de cualquier cosa que te vienen a casa a arreglarte (pintar o tapar una gotera o reparar una puerta...o así) algo. Bueno, en este caso la chapuza española es superada con creces. Luego está lo del blanco (bule), eso de que somos un euro andante y (casi) siempre  intentan cobrarte de más, es otra de las cosas que también me cansa. Por eso, de que casi siempre piden más, el otro día metí la pata hasta arriba, cojo el autobús (Metro-Mini) y le doy tres mil rupias, como siempre, el otro me dice que no, que son cuatro mil, le armo una bronca de tres pares (son solo 0,07 céntimos de €, pero mi amor propio...), total que era verdad, porque había subido la gasolina (un 30%, están locos, y lo bueno es que aquí, no pasa nada) y por lo tanto también el billete (bueno, en estos buses, no hay ni billete) o sea que eso, que cualquier día me van a partir la cara...

Luego están, los jodíos mosquitos. A partir de las 17 horas ya te andan rondando (me pican sobre todo en la calva), Es la mejor hora para sentarte en la terraza o enfrente de casa (debajo del árbol de mangos), pues el calor remite y se empieza a estar más agradablemente en la calle, pues no, son unos pesados. Me traje de Barcelona un aparato de esos, de ultrasónicos (o así), pero los mosquitos deben ser sordos.  

Después también tengo que mencionar el "mardito" calor. Desde la mañana (a las ocho o nueve) ya empieza a hacer un bochornazo que a nada que te muevas ya estas sudando (yo, me cambio tres o cuatro veces la camiseta al día). Me gustaría que esos que se quejan del calor barcelonés, se dieran una vuelta por aquí, por Jakarta.

También tengo que decir, lo de las mezquitas. Vivo en un lugar rodeado de unas cuantas. Uno canta una cosa, otro otra y el otro otra. Así, no hay quien entienda nada. Hay días (el jueves por ejemplo) que la tabarra es desde las ocho de la mañana, hasta las 11 o 11,30 de la noche, eso si...los altavoces a tope. Niños que leen, niños que cantan (les ponen para que aprendan)...y desafinan  a más no poder (y...hay que escucharlo). Los campanarios de las iglesias católicas en España, son un coñazo (con perdón), pero es que esto...
Hasta aquí con cosas más o menos desagradables (que yo lo llevo bien...que conste)...pero que se podrían mejorar.

Como cosas positivas, unas pocas, que valen por todas las negativas. 
Aquí, soy un campeón. La gente me saluda, me sonríe, hasta alguna chavala lo hace...y eso, es impagable. Me siento libre, totalmente libre, cuando voy a pasear con mi mochila por la gran ciudad, o cuando salgo con Santy (mi mujer) y Sara (mi hija). Vamos a cenar por ahí, a tomar unas birras a cantar en un lugar con música en vivo. O con la familia (de Santy) cuando hay reunión familiar y conocemos nuevos vástagos de la familia. Voy, vengo, y hago lo que me da la gana. Me siento como cuando vine hace 38 años y andaba como Pedro por su casa...¿En Barcelona? Soy...nadie...totalmente anónimo.

No era esto lo que quería yo contaros. Era lo que viene a continuación...pero me enrollo...demasiado.

Un domingo en Yakarta, la ciudad de la eterna primavera


El día comienza con un buen desayuno, en la terraza con vistas...o así

Catedral de Yakarta
Hoy domingo, hemos decidido ir a misa de 11 a la catedral. Primero cogemos el bus Metro-Mini (calooorrrr), y después el Transjakarta (también bus con AC) que nos deja a los pies de la iglesia...ahí está, ya se ve

En el altar de la catedral de Jakarta
Y nos hacemos una foto en el mismo lugar de hace casi 36 años. Ha llovido mucho y en aquella época...eramos más jovenes, aunque para Santy no pasa el tiempo

Ahora que no hay mucha gente, aprovecho para hacer alguna foto. Me dan ganas de subirme al púlpito y decirles a los que hay, lo bueno que está el cogote de merluza al horno en mi tierra, Euskadi. Y que seguro dirían ¿Que eto que e lo que e?

Además, hoy tenemos tele en la catedral. A ver si con un poco suerte nos hacemos famosos. Cogemos las primeras filas que para eso hemos ido con más de media hora de antelación. con sorpresa veo que hay aire acondicionado en el templo, cosa que se agradece, pues antes con los ventiladores el calor era horripilante

La catedral de Jakarta hasta los topes
Llega la hora de la misa y la catedral está hasta los topes. Mayoría de chinos católicos. A pesar de las puertas abiertas no hace calor

Eterna primavera en Yakarta
Después de oir misa, salimos y vamos a comer. Es un restaurante chino que no está lejos y podemos ir andando. Mientras, pasamos por coloridos arbustos de "bunga kertas" (flor de papel). me encanta la primavera eterna de esta ciudad

Como decía, da gusto pasear por Yakarta con estos colores (y calores) viendo flores por todos lados. Algunas veces si que hay algo que los indonesios hacen bien, aunque sea lo mínimo, cuidar un poco las flores...porque, son tan dejados...

Santy y las flores de Yakarta
Y como no, habiendo flores por medio, no podía faltar esa foto de Santy con ellas y ...sus colores. Es la reina de Yakarta y también tiene su...primavera eterna ¡¡Toma ya!! Ella sigue siendo aquella chavala dulce, cariñosa y guapa que conocí en Jakarta hace 37 años

Restaurante Shantung en Jakarta
Y entramos al restaurante chino llamado Shantung. 
Es un lugar que conocemos desde hace años y sabemos que calidad precio, está bien. Es triste ir a un chino siendo solo dos. Lo bueno es ir una cuadrilla y pedir media docena de platos de forma que todos comemos un poco de todo. Nosotros, pedimos un par de platos (con arroz) y una birra Bintang bien fresca (620 ml)

Gurame tahu tausi en Jakarta
Pedimos un "gurame tahu tausi" o lo que es lo mismo, un gurame (pescado de agua dulce, muy extendido en los restaurantes de Indonesia) con tofu, pimientos, alubias de soja (negras) y salsa de ostras...

...que compartimos con una verdura típica de Indonesia. Siempre hay verdura en la mesa a la hora de comer, sea cocina china o indonesia 

El restaurante está concurrido y con clientela excluvisamente de chinos e indios. Pasar Baru es una zona donde hay mucho indio que se dedica al negocio textil, son los que dominan este comercio en Yakarta

Pasar Baroe en Jakarta
Hablando de Pasar Baru, nos damos una vuelta, por el primer mercado que se abrío en esta ciudad. Nos pilla a dos pasos y además Santy tiene que coger unas prendas de ropa que dejo para arreglar

Con su emblema en la puerta de entrada. Passer Baroe en holandés, pero actualmente se dice Pasar Baru, un mercado que data de 1820, cai 300 años

Yo, solía venir a pasear y comprar a menudo en mis tiempos de soltero. Siempre me chocaba "Toko Melati (Tienda Jazmín). Un establecimiento de menage que tenía precio fijo y no había que regatear. Posiblemente una de las primeras de Yakarta en vender los artículos de esta manera (precio fijo). Aquí todavía, entras a una joyería y ya sabes, si te quieres comprar una pulsera de oro (por ejemplo)...te piden diez, ofreces cinco...te suben a ocho...y tal

Aquí se vende de todo, lo que necesites lo encontrarás, sin duda

Zapatillas y bolsos...

...y hasta animales. Como estás tortugas enanas...

...mucha comida...

...y camareros que llevan bebida fresca

También, mucha venta de camisetas "originales"...a dos euros

Y para despedirme, me hago un selfie (que nunca aprenderé)

Vamos a Plaza Indonesia Mall cogiendo el bus Transjakarta. Para coger este autobús, hay que andar por laberintos de escaleras, puentes y andenes, nos deja al lado...

Llegamos al mall, y lo primero que hacemos, es tomarnos algo con la mejor tarta de queso de Yakarta....en uno de los muchos The Coffee Bean que hay repartidos por la ciudad

Yoko y su madre Lili, o sea, mi sobrina y cuñada nos han invitado a cenar (uf, que placer que de vez en cuando invite la familia). Pero como siempre, la puntualidad de los indonesios, brilla por su ausencia. Recibimos una llamada que nos dice que van a llegar un poco más tarde (que raro). Paseando un poco por el mall, nos topamos con un establecimiento de venta de vinos. Le digo a Santy que si le parece bien tomarnos una botella de vino (en Jakarta ahora, es muy fashion esto)...para pasar el rato y hacer un poco de tiempo. Ella accede (le gusta), catamos un par de ellos y nos decidimos por un...

...vino sudafricano ¡¡toma ya!! (la foto me salió de aquella manera)...yo soy así. Bueno lo que os quiero decir, es que aquí, cualquier birria de vino te cuesta 30€...como este...pero no estaba mal. Será por el precio o porqué, en Yakarta todos los vinos me saben bien

 Botella que abro con la soltura que me caracteriza (lo digo en serio, además al camarero le veo un poco...poco), pues no habré yo abierto botellas de vino...y eso

Y nos pegamos un buen brindis mirándonos a los ojos fijamente, como debe ser (la verdad es que hacemos buena pareja)

Llegan mi sobrina y cuñada y nos dirigimos al restaurante. Ellas han elegido el Jun Njan un chino que está bien, pero la verdad, todo hay que decirlo, antes estaba mejor. Pero bueno, mientras inviten...

La parafernalia china para comer en el Jun Njan es esta...

Nos ponen pepino en vinagre de aperitivo ¡¡Anda ya!! (aunque me gusta)

Luego Yoko (mi sobrina) ase pone a pedir y pedir y se nos llena la mesa de comida (con los tres tés diferentes, en sus teteras)

Después del gran acierto del pepino en vinagre ¿?...te ponen el ajo y la guindilla picadas para que condimentes tus platos

Empezamos con una sopa de cangrejo y espárragos (he conocido tiempos y lugares mejores para esta sopa)

En lugar de acompañar la comida con arroz blanco (que es lo lógico), esta vez elegimos arroz frito

Los fideos fritos, también los he comido mejores...pero bueno

Yoko pide unos huevos de codorniz rebozados y los pone encima de los fideos

Y mira tú por donde, la ternera a la pimienta negra estaba superior. Blanda sobre todo, que para eso era solomillo

El pollo a la miel...tampoco estaba mal

Las gambas a la salsa de mantequilla, estaban superiores (con lo que a mi me gustan las gambas)

Los calamares  a la salsa de soja...muy buenos

Finalizamos con una anguila a la "cah fumak" o sea, a la salsa fumak, que supongo es el nombre de la verdura con la que van acompañadas. Esto si yo no...no...le encuentro el gusto, dura e insipida no me agradó nada

Y acabamos con un buen mosaico de frutas tropicales, de colores

Terminamos de cenar y después de despedirnos (besos y abrazos), nos vamos para casa en un taxi Blue Bird que son los aconsejados (en teoría) para que no haya sobresaltos en el camino a casa, de la gran ciudad

Y como epílogo, que queréis que os cuente...que nada, que Yakarta, la capital de Indonesia o el Gran Durian, como queráis llamarla, hay que entenderla, para...sacarle todo su jugo, que creo  tiene mucho (claro, que voy a decir yo)...a pesar de ser a veces, una ciudad dura...muy dura.

Post y fotos originales de Gíldo Kaldorána para:



1 comentarios :

Verónica Paz dijo... 9 de diciembre de 2014, 10:55

Buena selección de pros y contras!!
Me gusta ir viendo la realidad de indonesia a través de tus vivencias ;)

por cierto, la primera foto me gusta especialmente! Y la comida tiene buena pinta...pero no se yo como lo llevaría...porque el picante no es lo mío xD

un saludo!

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top