El lugar, era así hace 37-38 años, casi nada. Y yo, ahí andaba...pues


Qué queréis que os diga ¿Qué puede sentir una persona, cuando un día se acerca al sitio donde ha vivido los mejores años de su vida? Pues eso, me siento, pero no me siento, cuando voy al Ancol Dreamland (Taman Impian Jaya Ancol) de Yakarta. Nostalgia, mucha nostalgia es lo que siento.

En este parque de ocio se ubicaba el frontón, el Jai Alai (aquí Hailai). Aquí estaba el frontón donde jugábamos y aquí estaban las viviendas en las que vivíamos.

Entonces este lugar, no era ni la décima parte de lo que es hoy, antes había algún restaurante, estaba el drive-in (cine desde el coche), también existía el Cottage Hotel (Putri Duyung) con su piscina el forma de barco, el hotel Horison, Pasar Seni (mercado de arte) el bowling (al lado del frontón), el motel-casino Copacabana, un parque de piscinas (con toda clase de ellas, largas, cortas, con olas...) y poca cosa más.

Andábamos por el complejo, como Pedro por su casa. Hasta para entrar en el recinto había que pagar, pero nosotros lo teníamos todo gratis, nos pegábamos una buena sesión de footing, por las mañanas y unos buenos paseos en moto por las tardes-noches. Había unos chiringuitos en la playa donde algunas veces y por la noche, nos poníamos tibios de cubatas, cervezas...

Ahora la cosa ha cambiado, hay abundantes restaurantes, un parque de atracciones muy completito (Fantasy World), muchos apartamentos, la carretera se hace interminable, el Seaworld, el Ocean Dream Samudra, un campo de golf, más kilómetros de playas y algunas cosas más que se me olvidan. Siguen el Cottage, Pasar Seni, el Hotel Horison (ahora Mercury), el bowling, las casi ruinas de lo que fue el Jai Alai...pero la cosa ha perdido ese alma...ese sabor de cuando yo andaba por ahí. ¿Nostalgia? Pues si...mucha...han pasado 33 años (yo, también he cambiado) que no es moco de pavo.

Hace poco, un día, cogí la mochila y me dirigí a este lugar, después de coger el Transjakarta en Blok M y hacer transbordo en Harmony, para presentarme en el Ancol, que es la última parada del bus.

Aquí os dejo, unas cuantas fotos del parque de ocio más grande de Indonesia y algunas otras de mi pasado nostálgico como pelotari

El autobús Transjakarta, te deja a la misma puerta de entrada del recinto. Antes lo tenía todo gratis, ahora a pasar por caja...sin remedio...gggrrr...

Nada más entrar, lo primero que hago es coger un "ojek" (taxi moto). Tengo hambre y voy a comer algo

Me meto en el restaurante Jimbaran (barrio y playa de la isla de los dioses). Un lugar de comida que está ambientado en Bali. ¿Por que este? Pues porqué nos seguimos en Facebook...sencillamente...

Para salir hasta la playa que es donde voy a comer, hay que pasar por otro recinto que se llama Uluwatu (puro Bali)

Entonces, salgo a mi querida playa, Binaria. Qué recuerdos...

Elijo una mesa debajo de un árbol. Solo faltaba, el Lorenzo pega duro, duro. He pedido una cerveza, Bintang claro, y la camarera me espera para tomar la comanda de la comida

Me pido un "nasi campur" al estilo Bali. O sea...arroz con varias cosas...

...tal que así. El arroz con verduras, tiras de pollo, picante, una gamba (me voy a forrar), cacahuetes, "emping", eso amarillo, (se hace con el hueso de una fruta que aplastado y frito, queda asi, como una corteza), un "sate" (brocheta) de pollo y...paro de contar

Mientras cómo, observo el panorama y medito. De donde vengo, a donde voy, porque la caca de las ovejas es pequeña, negra y redonda...vamos, todo lo que normalmente se medita cuando uno está nostálgico

Después de comer voy dando un paseo. Paso por los lugares que me suenan...

...me recuerdan esta foto que guardo. Una foto en la que levanto a mi hija, de solo cuatro meses...cuatro meses...

Sigo caminando al lado del mar, viendo pequeñas barcas, para el ocio de guiris...como yo...

Paso por grandes rascacielos, de apartamentos, a la vera del rio. En mis tiempos no había ni uno

Llego al parking del frontón. Esto, era una esplanada, sin árboles. Solía estar a tope de coches

Al lado, el bowling, donde yo...

...pasaba horas tirando la bolita y...los bolos...uf, que tiempos

Hasta que llego a la entrada del Jai Alai. Frontón que más tarde se convirtió en un restaurante de lujo...y que también cerró

Aquí jugábamos y vivíamos. El edificio de mis años de gloria. Casi en ruinas, no sé porqué no lo tiran. Ahí queda, para el recuerdo

Después de tener un flash...de aquellos años...

...agarro la acera (oh, una acera en la que se puede caminar) y me voy para la salida. Por cierto, habéis leído este post que hice de las aceras de Jakarta...

Pues eso, tengo que decir, que todavía no entiendo porque no tengo ninguna foto jugando. Es que, no tengo apenas instantáneas de aquellos tiempos...y juro que, maquinas de fotografía había...yo mismo, tenia una Pentax 1000 y...la sigo teniendo.
También he de decir que en ese tiempo, los pelotaris, eramos los amos del Ancol Dreamland y además eramos los que mandábamos en Yakarta...ni Suharto (presidente de la nación en aquella época) ni leches...

2 comentarios :

Verónica Paz dijo... 28 de julio de 2014, 22:14

Que forma mas especial de relatar la nostalgia! me ha gustado leer este post tan personal.
Saludos!

Anónimo dijo... 18 de septiembre de 2016, 22:36

Yo también soy un pelotari con mucha nostalgia!también jugué fuera de euskadi pero a "pala", en Venezuela, México y República Dominicana...En mi caso tuve que dejar la pelota por una larga enfermedad..me ha gustado mucho leer tu historia.

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top