Con las damas de honor, o así

Comenzaré diciendo pues eso, que nada, que hoy hace 35 años me casé en Jakarta.
Corría el año 1976 y estando yo jugando en el frontón Principal Palacio de Barcelona, alguien se me acercó y me propuso ir a jugar durante unos años al Jai Alai (allá Hailai) de Jakarta en Indonesia. 

Ya lo he dicho algunas veces, mi primera impresión y contestación fue "que eto que e lo que e Indonesia".
Bueno, total que a mis 25 años, siendo profesional de cesta punta desde los 16 y pululando por el mundo, pensé que era una buena oportunidad de conocer el archipiélago infinito, o sea Indonesia (ahora también llamada "Gildonesia").

Anduve dando tumbos por el Gran Durien (nombre despectivo que se le da a Yakarta) de flor en flor, de cactus en cactus (había unos travestis por aquel entonces en Jakarta que...) hasta que un día, en la boda de unos amigos (él también pelotari) conocí a una bella, sutil y dulce señorita indonesia, llamada Santy.

Después de un año más o menos de noviazgo, decidimos casarnos, tal día como hoy, un siete de enero. Santy, de religión protestante de toda la vida quiere casarse en la iglesia (que acude desde su niñez) de este culto. Le dicen que para hacerlo tengo que convertirme a la causa, Santy les dice que parece mentira, que esto no se le hace a una feligresa y tal y tal y eso. Total, que decidimos hacerlo por el culto católico en la catedral de Jakarta (esa que está enfrente de la mezquita más grande del Sudeste Asiático). Aquí no hay ningún problema aunque seamos de diferente religión.

Nos casa un cura holandés, que por cierto tiene una nariz como un porrón, larga y colorada (vamos, con pinta de gustarle bastante el morapio).

En resumen, quería hacer este post como homenaje a mi querida esposa que ha estado ahí durante 35 años.
Tengo que contar, que los principios fueron duros para ella, desde el momento que nos tuvimos que venir de la capital de Indonesia a mi Euskadi querida. En Tolosa, el tiempo (frío y mucha lluvia) y el choque cultural (aquí, en la piel de toro o le echas cara o te pisan la cabeza), hicieron que la cosa se pusiera un poco cuesta arriba para Santy, pero ella con su tesón y voluntad, pudo con todo. Más tarde, en Barcelona, todo fue sobre ruedas.

Como he dicho anteriormente Santy es una mujer sutil, tremendamente sutil (con la sutileza que caracteriza a las mujeres de Asia, aunque también conozco yo algunas sargentos que...pa que), paciente, comprensiva, buena madre, buena cocinera, buena ama de casa, siempre intentando hacer feliz a los de su alrededor, además de bella, guapa...y por todo ello ¡¡le quiero!!.

Os dejo cuatro fotos que tenía por ahí guardadas (creo que alguna, ya la he editado en este blog)...espero que perdonéis por la pinta que tengo...es que lo de los guantes...

Como decía, el cura holandés y los monaguillos, de la tierra

El único familiar que acudió a mi boda fue un primo que como yo, era pelotari y en ese momento también  jugaba en Yakarta. Él y su mujer (en la foto) fueron mis testigos de boda

Santy estaba preciosa y sus padres también muy elegantes. Yo risueño (28 años), era la primera vez que me casaba (y la única)

El pastel estuvo espectacular. El convite lo hicimos en el restaurante Rubi, de Jl Gajahmada (unas 200 personas). Acudieron como invitados, familiares y amigos de Santy y los aproximadamente 30 pelotaris que en ese momento jugábamos en el Jai Alai (aquí Hailai) de Jakarta. Pelotaris vascos, mallorquines, filipinos y algún indonesio

Y bueno, hoy he ido al chiringuito de las flores y le he regalado éstas por el aniversario. Ella que como decía antes, es muy sutil (que para eso es indonesia) me ha dado las gracias, pero me ha soltado aquello de que en lugar de flores hubiera preferido un diamante. Yo que también a veces tengo sutileza (que para eso soy vasco), le he contestado que en Indonesia no los hay buenos y que para diamantes...mejor cuando vayamos a Sudafrica

Y bueno, que otros 35 años tampoco me importaría pues, aunque me parece a mi que ya estoy un poco viejo y sobre todo...bastante pendejo.

Santy cariño que ¡¡Va por tí!!

8 comentarios :

experienciaenasia dijo... 7 de enero de 2014, 11:02

Eres un Grande Gildo!!!...enhorabuena para ti y Santy!!!

Carla Llamas dijo... 7 de enero de 2014, 11:09

ole ole y ole! qué grande! eso si que es amor!:)

Meritxell Beltrán dijo... 7 de enero de 2014, 11:38

Bravo por vosotros!!! Seguro que Santi, que es una mujer muy lista, aprecia más este post que cualquier joya!
Un abrazo pareja.

Antonio Quinzán dijo... 7 de enero de 2014, 13:22

Eres lo más Gildo. Un post de amor, encuentros, aventuras, choque cultural, sutilezas varias e ironía en un país que ha pasado a llamarse Gildonesia :-)

Laura dijo... 7 de enero de 2014, 14:14

¡Enhorabuena para los dos! Me ha encantado el post, ¡y no veas las fotos! jajajaja Eres un crack, Gildo!! Que ganas tenemos de que os volváis de Gildonesia!!

Un besazo muy grande y a disfrutar de vuestro día!

Ramón García dijo... 7 de enero de 2014, 19:28

Estás hecho todo un romántico. Las fotos geniales, todo un recuerdo de una época. Muchas felicidades pareja.

Fernando Lopez Fernandez dijo... 7 de enero de 2014, 22:55

Grande Gildo¡¡¡ enhorabuena por todos estos años y por los que vengan.

Alejandro Carou Barros dijo... 11 de mayo de 2014, 16:35

Este post esta para escarallarse,yo soy gallego y estoy en tramites de casamiento con una indonesia tambien
y es estupendidima mujer.

Me rei con tu post que no veas, un abrazo amigo.

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top