Restaurante Chez Gado Gado de Bali
En la entrada del restaurante

Ya he dicho más de una vez, que en Indonesia se puede comer barato, pero hay que decir también que se puede comer...caro, por supuesto. Siempre repito que la vida en Indonesia, puede ser barata o no, todo depende de cómo quieras vivir. Es que estoy un poco cansado de oír, cuando estoy en Barcelona  y digo que me voy para Yakarta, aquello de "que bien, allá es todo tan barato"...una merda, barato sí, claro y caro también, claro.
Ya escribí un post hace algún tiempo de una cena que hicimos en Bali, en uno de los mejores restaurantes de Asia, restaurante llamado Mozaic . En ese restaurante nos gastamos 100 euros per cápita, que para ser Indonesia, es un pastón. En Bali muchas veces comemos por un euro y otras...
No soy millonario, ni tan siquiera rico, ni tan siquiera...soy, pero algunas veces me gusta ir de campeón. Esto me recuerda a mi amigo David del blog viajarcomeryamar que suele ir de mochilero, pero de vez en cuando se pega un par de noches en el hotel Marina Bay Sands de Singapur o en el Novotel (4 estrellas, pero instalaciones de lujo) en Lombok (Indonesia). Pos eso...porqué no echar una cara al aire de vez en cuando?.
Aquí, en el Chez Gado Gado del barrio de Seminyak en la isla de los dioses, nos gastamos alrededor de 60 euracos cada uno, y sin incluir la bebida. Respecto a esto del bebercio, tengo que decir que el vino lo trajimos nosotros. Siempre, cuando vengo de Barna a Indonesia, me traigo unas botellas de Rioja (es el que me gusta) para algunas ocasiones como estás. Aquí, lo de la bebidas alcohólicas es una locura. Cualquier botella de vino que en España vale 2, 3 o 5 euros en Indonesia puede costar 35 ó 40. Os podéis suponer lo que puede costar uno que en España vale 15 ó 20 euros. Por eso, sale más rentable llevarse la botella cuando uno se va a cenar a un lugar más o menos decente. Claro, llevarse el vino al restaurante, supone pagar una cantidad por el descorche, las copas y tal. En Chez Gado Gado nos cobraron 200.000 rupias, que en aquel momento suponían unos 16 euros. Como decía, aún y así sale a cuenta.
Cenamos en plan pica-pica. Pedir unos cuantos platos e ir picando todos de cada uno de ellos, es el estilo de comer que más me gusta, en lugar de un primero, un segundo, postre y eso.
En buena compañía y en un entorno excepcional, con la playa y su brisa acariciándonos la cara (como soy) tuvimos una velada autenticamente exquisita.
La gastronomía es "western" o sea comida occidental. Nada que ver con la cocina de Indonesia
Aquí os dejo unas cuantas fotos de esa noche.
Algunas descripciones de los platos las pondré en inglés, por aquello de la versión original, que queda más bonito y fashion

Foie gras de pato
Tarrina de foie gras con frutas de la pasión, mango y zanahoria

Pescado barramundi, con coco rallado, alubias de soja, pure de "watercres" manzana y patata "croutons"

Brindis en el restaurante Chez Gado Gado de Bali
Nos echamos un brindis, deseando salud y suerte (a nosotros mismos, claro). Con Sara y Mawan

Vista del restaurante
Mientras, el restaurante no estaba muy concurrido, mejor, el ambiente era apasionante (toma ya)

"Grilled bonito tuna", con pure de alubia blanca, lentejas a la vinagreta, pesto y lechuga "baby roman"

"Tenderloin pork guling three ways, belly and neck" con salsa del rustido

"90 days grain fed grilled Australian flam steak", con miso, coliandro, gengibre, cacahuetes y verdura juliana

La playa de Seminyak
Con la playa a nuestras espaldas, la brisa del mar  acariciaba nuestras sienes (toma y toma)

"Grilled tenderloin with sautéed mushroom, braised beef cheek and mashed potato"

Pan seared rack of lamb, con salsa india, patata confitada Zuchini alcachofa de Jerusalen y tomate

Y seguimos comiendo, escuchando la música de las olas al chocar con la arena de la playa de Seminyak, bajo la luna (ooohhh)

"Soy cured salmon with tomato pearls, pomelo and foccacia toast"

El arroz orgánico

Llevamos un Rioja Monte Real, que no es nada del otro mundo, pero que calidad precio está muy bien (12-14 euros, en España)

Y de postre nos repartimos uno de estos. "Chocolate brownie with marinated cherries, chocolate mousse, blackberry sorbet and whipped cream"

El cóctel Margarita
Y  terminamos con un excelente Margarita, que estaba a muy buen precio (también hay que decirlo)

Y nada, que pasamos una velada magnífica. En Bali, donde dicen que siempre es domingo...una cana al aire de vez en cuando...solo, para alegrar un poco...el corazón...en la isla de los dioses, o así

Post y fotos originales de Gíldo Kaldorána para:

2 comentarios :

Diari de la Bona Vida dijo... 17 de diciembre de 2013, 20:13

Pues claro que si!!! De vez en cuando una alegria como esta no está nada mal. Ya sea en Indonesia o en cualquienr parte del mundo.
Con tanta foto gastronómica nos ha entrado un hambre...

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top