Tienda de ropa en Bali. Santy y Sara comprando

En Indonesia no hay una formula magistral para obtener un artículo al mejor precio a la hora de comprar un producto. Por mucho que sepas o por mucho tiempo que lleves en el archipiélago infinito, si eres blanco (bule), a la hora de comprar algo, seguro que pagas más de lo normal.

En este país, es que no se libran ni los nativos, que también tienen que luchar con los vendedores para obtener un precio ajustado. No cabe duda que un vendedor a la hora de vender, sabe que si el comprador es un "bule", la facilidad para meterle el sable va a ser mayor, y la ganancia también, por supuesto. Pero es que siendo la modalidad de venta a base de regatear, el vendedor tiene la sartén por el mango, pues solo él sabe, hasta donde puede bajar el precio.

Mercado de Pasar Baru en Jakarta
Pasar Baru. Al norte de la ciudad y uno de los mercados más antiguos de Yakarta

En Indonesia, hay algunos sitios donde el precio suele ser fijo. Normalmente, en la mayoría de los malls (superficies comerciales), me refiero a los malls de cierta categoría (Senayan City y Plaza, Indonesia Plaza, Grand Indonesia, Pondok Indah Mall, Kelapa Gading Mall etc.), los precios son inamovibles, allá no puedes decir nada, porque el precio ni sube ni baja. Los artículos ya llevan un precio en la etiqueta, por lo que este, no se puede tocar.

Además, también en Jakarta, conozco algún establecimiento (aparte de malls), donde desde hace muchos años, el precio es fijo (como el "Toko Melati" de Pasar Baru). Digo, en los malls de cierta categoría, porque también hay malls en las afueras de Jakarta, o en Tangerang, o en Bekasi o Depok (ciudades dormitorio alrededor de la capital de Indonesia), donde en los puestos de venta también se puede regatear el precio de las cosas.

Aprende a regatear y comprar con el bahasa indonesia

Harga berapa ini? = Cuanto vale esto?
Terlalu mahal  = Es muy caro
Bisa tawar? = Se puede regatear?
Saya  punya sedikit uang = Tengo poco dinero
Saya bukan orang kaya = No soy rico/a
Saya tawar harga yang terahir = Le doy mi último precio
Kasih saya harga yang terahir = Déme su último precio
Kalau kasih lebih murah, saya mau beli = Si me lo da más barato, lo compraré
Ada yang lebih murah? = Hay algo más barato?
Anda bisa turun harga sampai berapa? = Puede bajar el precio hasta cuanto?
Kalau saya beli dua (tiga, empat), harga berapa satu item?  = Si compro dos (tres, cuatro) a cuanto me sale cada uno/a?
Saya bule miskin = Soy un/a occidental pobre
Ini, asli atau palsu? = Esto es auténtico o falso?
Kasih saya harga yang benar  = Déme el precio verdadero (déme un buen precio)

Nota: La palabra “mahal”, en español suena “majal”,  “harga”, en español suena “jarga” y “terahir”, en español suena “terajir”

Las “h” al final de las palabras, son casi mudas

Una joyería en el barrio de Blok M en Yakarta
Una joyería de Yakarta

Es que, a la hora de comprar un anillo, una pulsera o un collar de oro o un diamante en una joyería, también se utiliza el sistema de regatear. Aquí, la cosa ya se pone algo más seria. Pues estamos hablando de cantidades de dinero bastante más elevadas que si te compras una camiseta, por ejemplo.

La primera experiencia que tuve en un establecimiento de estos, fue cuando Santy y yo andábamos de novios y tenía que regalarle un anillo de pedida para casarnos. Como siempre voy de campeón (así me llegan todas, de canto) me fui solito (con dos cojon**) a una joyería de Pasar Baru, a comprar una pulsera de oro (de anillo nada, para que nos vamos a andar con tonterías) para pedirle a mi actual esposa que se casara conmigo. Yo, ya llevaba dos años en Yakarta, es igual, el sablazo que me pegaron (más tarde me enteré) fue apoteósico. 

Respecto a esto de anillos, pulseras, y collares de oro, tengo que decir que en Indonesia están más baratos que en España, no porque el precio del oro sea más reducido, sino porque la mano de obra, es más barata.

Tienda de venta de ropa en Bali
Camisetas y souvenirs en la isla de los dioses

Uno de los lugares que mejor conoceréis y que muchas veces os quejáis porque os cobran algo más es Bali,  donde el regateo, está a la orden del día. Aquí, y por el mucho turismo que pisa esta isla, los vendedores ya están bregados en mil y una batallas. Como decía, aquí los vendedores ya se las saben todas y si a la hora de comprar algo vas regateando un poco más de la cuenta, un poco más de lo que ellos creen, te mandan al carajo, si, si, al carajo y además con cajas destempladas. 

Lo sé por experiencia, pues voy de campeón con mi indonesio (bahasa indonesia) y me mandan a freír espárragos por muy "bule" que yo sea. 
Respecto a esto, tengo que decir, que los vendedores, en la época que conocí Bali por primera vez, allá por 1979, eran bastante más educados y no tan estúpidos como en la actualidad.

Y nada, que esto de que siempre, los occidentales tengamos que pagar un poco más en Indonesia, no hay quien lo arregle. Quizá, es un poco el precio (valga la redundancia), que tenemos que pagar por aquello de que nos tratan como dioses, como campeones, como ídolos, y que al fin y al cabo....es lo que nos gusta....sino de que.

Post y fotos originales de Gíldo Kaldorána para:

3 comentarios :

Eva - Una idea, un viaje dijo... 14 de octubre de 2013, 21:52

Jo, Gildo! Regatear sí, pero en la joyería si que debe de ser complicado. Algún día espero volver a Indonesia y poner en práctica todos estos consejillos :) Me encanta lo de "Es mi último precio" :D
Terimah kasih!!

M. Teresa dijo... 15 de octubre de 2013, 7:40

A mí lo del regateo se me da fatal pero fatal. Tendré que aprenderme bien esos consejos!

Un saludo

Fernando Lopez Fernandez dijo... 15 de octubre de 2013, 16:18

Qué crack Gildo, no me gusta regatera y soy muy malo como Maria Teresa, pero este post lo guardo como oro en paño, Buena semana

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top