Empezamos la ruta en el bar Irati de Barcelona ciudad, un bar vasco, de lo mejorcito en esta ciudad

En realidad, quería titular este post así "Mawan el balinés, la gastronomía catalana, el cava y el gin tonic en la playa de El Masnou", también hubiera quedado bien, pero creo que es demasiado largo y mejor cortito y tal, como haquedado al final.

Sara, mi hija, que vive a caballo entre Singapur, Bali y Jakarta, se vino a pasar unos días con nosotros en Barcelona. Y de paso se trajo a Mawan, un amigo balinés, que conoce ya hace algún tiempo.

El choque de culturas entre Indonesia y España y viceversa, es brutal. Recuerdo cuando me fui a vivir a Jakarta allá por los años 70, lo que me costó adaptarme. Acostumbrarme a las mezquitas, la gente, la comida, la calle....supuso el paso de unos cuantos meses, hasta que por fin me dije que, o empiezas a degustar el nasi goreng (muy extraña paella, es lo que me parecía), te aguantas las llamadas a la oración a las 4 de la mañana con los altavoces a tope, y soportas la pachorra de la gente. Hay que integrarse o...morir

No sé lo que puede estar pensando Mawan de su visita a Barcelona, por supuesto que para él era un poco un sueño, pero un sueño con algunas cosas no tan positivas. Entre ellas, el tener que andar. Un indonesio no anda apenas, siempre va encima de algún transporte, sea público o privado, angkot, coche o moto, pero siempre montado en algo, incluso para recorrer unos cientos de metros. 

Otra cosa que también les cuesta acostumbrarse a los indonesios en eso, el tener que comer con pan. Mawan, después de un día paseando por Barcelona, llega a casa hecho polvo, cansado y rogando que se le haga un poco de arroz, arroz blanco y cocido, acompañado de lo que sea, carne, pescado, verdura, huevos, de lo que sea, pero...con arroz

Otra de sus limitaciones es el tabaco. Acostumbrado como buen indonesio al "kretek", ya sabéis, ese cigarrillo de tabaco mezclado con la especia clavo,  no sabe fumar otra cosa y el día que se le acaban los que tiene...

Lo demás, tengo que decir que es majete jejeje....uno de los pocos balineses que no lleva tatuado el cuerpo. En la isla de los dioses la mayoría de los nativos lleva algún tatu en su piel. Incluso, actualmente casi todos los blanquitos (bule-bule, que jodíos estos académicos de la lengua indonesia. Antes para hacer el plural de las palabras se ponía un 2 al final de ellas, ahora, hay que repetir la palabra....que jodíos) también los llevan. A Mawan, le gusta la paella, el jamón, los chipirones, la cerveza, el vino de Rioja y el gin tonic (es balinés, pero no tonto). Bueno, la verdad es que come de todo, aunque eso si, el arroz no se le puede quitar de la mente. Es del Barça, como no podía ser de otra manera...jejeje, y el miércoles pasado estuvo viendo con Sara, el partido de la Champion en el Camp Nou.

Total que, quería explicar que el jueves pasado llevamos a Mawan a una cava del Masnou en Barcelona. Bueno, la verdad que estuvimos en un restaurante llamado Les Caves de esta localidad y que en el subsuelo, debajo del local, tiene una cava. Es una cava original, pues es de las pocas que está al nivel del mar. De hecho está a 50 metros de distancia de la playa, y el salitre sale por algunas de sus paredes. Después de una opípara comida, nuestro amigo Jose, que es uno de los dueños de dicho restaurante, nos llevó a dicha cava y nos explicó el modo y la elaboración del cava (muchas veces la palabra "cava" ¿no?). El restaurante y las cavas los fundó un vasco apellidado Rekondo, que es la marca del magnífico cava (y dale) que elaboran.

Fue una excelente velada. Desde el comienzo en Barcelona y en el Bar Irati (Cardenal Casañas, 17), donde degustamos unos exquisitos pintxos, con unos zuritos (medida vasca de cerveza), antes de partir para El Masnou, siguiendo con la magnífica comida en el restaurante Les Caves (Jacint Verdaguer, 9 de El Masnou) y terminando por la tarde con unos superiores gin tonics (de Bulldog y Hendrix) y frescas cervezas Alhambra, en el chiringuito de la playa llamado La Rotonda Masnou, donde además tuvimos una muy agradable velada al atardecer, disfrutando de la brisa del mar y charlando con el dueño, el cual había estado surfeando hacía unos pocos meses en Bali, Uluwatu y tal....se portó tan bien, que hasta me invitó a un gin tonic jejeje.

Aquí van, unas cuantas fotos de la jornada
 
Camarero con pintxos calientes
En el Irati. Adán, el camarero, iba pasando los pintxos calientes que recién salían de la cocina

Comiendo en el restaurante Les Caves
 Ya en el restaurante Les Caves, comemos en una especie de bodega

La comida
 Entrantes

Patatas bravas con salsa rosa
Croquetas de hongos
 Patatas bravas con salsa rosa (originales, más parecen penes), y croquetas de hongos (deliciosas)

Primeros 

Sopa fria de melón
Lasaña de verduras y carne
Ensalada con queso gorgonzolla
Tortilla de patatas y esparragos
Sopa fria de melón con polvo crujiente de jabugo (estupenda). Lasaña de verduras y carne de ternera con parmesano (rica, rica). Ensalada de gorgonzolla con aliño de miel y albahaca (normal) y tortilla de esparragos y jamón (muy lograda)

Segundos

Merluza con salsa de puerros y almendras
Arroz negro con berberechos y gamba roja
De segundo, comimos cola de merluza a la plancha con salsa de puerros y almendras (exquisita), dos entrecots a la plancha (normales) y un arroz negro con gamba roja y berbrechos (bastante bueno). A ver si adivináis quien se comió el arroz....

Los postres
 
Helado de gin tonic con crema catalana y salsa de frambuesa
Estabamos tan llenos, que comimos solo dos postres, de helado de gin tonic con crema catalana a la salsa de frambuesa
 
Meditando en el restaurante
 Mawan (el balinés) me enseña una postura de meditación, para que se baje rapido la comida (dice)

La cava
 
La cava del restaurante Les Caves
Embotellado del cava
Bajamos a la cava y Jose nos enseña la elaboración del cava. Y más tarde también nos da detalles del embotellamiento, encorchado y precintado de las botellas

La playa

Llegamos a la playa de El Masnou

Gin tonic en la playa
 Nos dan el gin tonic en vasos de plástico. el dueño alega que ya es el final de temporada y después de recoger casi todo, solo quedan vasos de plástico....socorroooo

Gin tonic en vaso de plástico
Tal que así...aaarrrggg. Bueno, no queda más remedio. La tónica Fever-Tree está superior, elaborada con quinina del árbol de la fiebre de Ruanda, azucar de caña, ácido cítrico, aceite de naranja y ralladura de limón 


Cerveza Alhambra de Granada
Dejamos los gin tonic con esa chapuza de vasos y nos tomamos unas cervezas Alhambra, rica birra de Granada


Santy con el gin tonic
Mas tarde el del bar, encuentra unas copas y me invita a un gin tonic de ginebra Bulldog. Un trago magnífico por la ginebra y la tónica ME, elaborada con quinina natural, yuzu japonés, pimienta negra y agua de manatial (Santy también está superior de guapa, como siempre) 

Brindando con el gin tonic
 Y con un brindis por vosotros, me despido

Nada más. Solo decir, que vivir en Bali está muy bien. Pero que vivir en Barcelona.....puede estar superior. La tarde, tomando unos tragos en la playa de El Masnou, no la mejora ni Kuta, ni Nusa Dua, ni tan siquiera Uluwatu. Allá tienen el misticismo de los templos y tal, pero aquí tenemos ese gran y misterioso ritual...el ritual del Gin Tonic


Post y fotos originales de Gíldo Kaldorána para:

9 comentarios :

Fernando Lopez Fernandez dijo... 23 de septiembre de 2013, 16:00

Curioso esto de las culturas, pero como dices, lo bueno no pasa desapercibido.

Que bien vives¡¡

M. Teresa dijo... 23 de septiembre de 2013, 16:16

Me ha sorprendido leer que apenas caminan, en cambio lo del pannnnn...Cuánto lo echamos en falta cuando viajamos al Sudeste Asiático!.

Me imagino que con unos anfitriones como vosotros se llevará una magnífica imagen de nuestro país. De todas formas, explícale que posiblemente eres el habitante que vive mejor en toda Barcelona.

Un abrazo

diaridelabonavida dijo... 24 de septiembre de 2013, 17:16

Menuda jornada!!!
Vemos que lo pasásteis de miedo. Un dia perfecto, seguro.
No hay nada mejor que conocer un montón de culturas y escoger lo mejor de cada una.

Un saludo.

Manel y Cristina

Fran dijo... 26 de septiembre de 2013, 10:04

menudo día mas bien aprovechado. Le hizo falta al balinés almax al final del mismo o le sirvió la oración? viva la mezcla de culturas!!! Un abrazo amigo

Lucy López dijo... 26 de septiembre de 2013, 10:56

Eres un crack Gildo! Soy tu fan number one, me encanta el entusiasmo que desprendes en todo lo que haces, y donde quiera que vayas! Así da gusto, y además hace mucha falta que nos lo contagies
Un abrazo

Quaderns de bitàcola dijo... 27 de septiembre de 2013, 17:47

Como siempre dándonos envidia con tanta comida! No es de estrañar que comáis tan bien, visto la buena cocinera que tienes en casa! ;-)

Sandra dijo... 27 de septiembre de 2013, 18:42

Si tratas a tus invitados así de bien estoy por venir yo de visita...aunque sólo tenga que desplazarme desde Terrassa!!

Aprendices De Gourmet dijo... 29 de septiembre de 2013, 11:33

El restaurante y la comida tienen una pinta extraordinaria. Saludos

Maite Barcelona-Bali dijo... 4 de octubre de 2013, 21:43

Qué routing tan completo! La parte del final me suena un poquito ;))

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top