Uno de los altares del pequeño templo, al que entramos en la zona de Geylang St.

Ayer estuvimos en Geylang St, una zona de Singapur, donde uno se encuentra en el barrio chino profundo. Bueno, la verdad es que Singapur en si es un gran china town, pero en las calles principales de esta ciudad, no se respira ese aire chino-chino. En los malls Bugis, Central o Center Point, además de la calle Orchad Road, la zona de Clarke Quay o Suntec City, Marina Bay o incluso del barrio chino, te mezclas con gente de todo tipo. Además de blanquitos, te encuentras con indios, malayos y los mismos singapurenses, ah y sin olvidarnos de los tailandeses. Pero es que en Geylan St. y alrededores, todos son chinos-chinos-chinos.

Cualquiera diría que estamos en Pekín o Shangai, todo los carteles de los establecimientos están en chino (como en casi todo Singapur, pero aquí más). En algunas zonas todo esta lleno de pequeños templos, altares, gastronomía china-china de la profunda, me refiero a despojos de cerdo, de pollo, por cierto, ayer probé la lengua de este animal, e incluso también (lo digo como curiosidad) por aquí hay muchas "mujeres de vida descuidada" (como las denominaba un amigo mio) o también, como se les llama en Indonesia, "kupu-kupu malam" (mariposa de noche)....que los chinos son muy viciosos ellos (les va toda clase de rollos) jejeje.

En resumen, la china profunda al más alto nivel, e incluso aquí, en Geylang, con el inglés (en otras muchas zonas no hay problema) no llegarás muy lejos, la gente con su mandarín o su hok kien, nos las vimos y deseamos para comer y pedir unas birras Tiger (quizá no fue para tanto, pero costó, costó).

La parafernalia religiosa me fascina, me encanta y me maravilla,  tengo que confesarlo, sea de una u otra religión, pero la budista o hindú (en sus diferentes formas) se llevan la palma en eso de colores, personajes, formas y brillos.

Y ayer, además de todo esto, pues eso, que nos metimos en un pequeño templo chino y observamos las diferentes formas de la divinidades budistas, comprobamos que sin dinero no llegas a ninguna parte (por supuesto, faltaría más) y que si quieres pasar a la posteridad y ser (casi) eterno, hace falta parné, como nos lo demuestran en este templo que visitamos ayer y que os lo explico en las fotos.
Merry, una chica que dice ser filipina, nos explica que su madre fue adoptada por parte de la actual dueña,  para heredar este templo y que ahora, ella se encarga de cuidarlo y administrarlo.

Después de visitarlo, salimos a la calle y nos encontramos con varias tiendas de venta de ofrendas  para los difuntos de religión budista. Ofrendas en forma de coches, casas, muebles, botellas de whisky, joyas, bikinis, hasta pizzas y como no, hasta ....dentaduras postizas. Todo ellos hecho de papel, si, de puro papel. Auténticas virguerías, con formas de lo antes expuesto que son unas obras de arte. 

Yo ya había oído algo de esto (de hecho, mi suegra era budista), pero me faltaba por ver como eran estas ofrendas, observarlas, tocarlas, vamos, que me quede perplejo y maravillado.
Así que aquí os dejo unas cuantas fotos de está historia del día de ayer, lunes en Geylang St.

El templo, como bien podeis leer, se llama ¿alguien habla chino?.....bueno, ya os lo digo, Chong Tuck Tong

Merry y Santy. La primera (la segunda es mi mujer) cuida el recinto

Nos reciben nada más entrar, con la esvástica (también en la religión hindú) y la hucha para la pasta (el donativo)

El pebetero (para quemar el incienso) y un altar

 El otro altar. Perdón por los reflejos en el cristal. Tengo que aprender a hacer fotos (esto ya lo he dicho mil veces)

Un rincón con sus arbolillos del dinero. En Indonesia, la planta de la derecha, también se llama árbol del dolar

Ahora viene lo que decía yo antes de la pasta.....si quieres pasar a la posteridad....y tal

Aquí, en esta pared, puedes llegar a la gloria, puedes hacerte casi eterno.....previo pago claro

Se pone el nombre del difunto y.....

O en esta rueda del altar

Depende a que nivel estes (más arriba o más abajo), pagas más o menos

Aquí el nombre en bronce, es la manera más cara de llegar a la posteridad (según explica Merry)

Y aquí lo más baratico. Nada, un pedazo papel con tu nombre impreso

Y nada, que salimos, y entonces, en la tienda de al lado.....todo entre 12 y 14 dólares de Singapur

 Pasamos y dice Santy...que bolso más bonito....pues, es de papel

 Marchando una de coche con chofer y todo....venga, para el crematorio

 Aquella chica que le gustaba lucir palmito....pues eso, un buen biquini

 Aquella que le gustaban las joyas....toma una de oro y brillantes

Que se les olvido ponerle los dientes cuando se fue....toma, una de dentadura nueva

Que el chino era medio judio....ala unos cuantos lingotes de oro y plata

Si le gustaba la priba....una de whisky y cognac, más tabaco y tal

Aquí como todos son aficionados a la cerveza....unas cuantas latas de Tiger....

Para el aficionado al café....también hay


Hasta pizza hay. Un poco raro debe ser el chino aficionado a esto, porque con la rica comida que hay en su país

Y todas estas maravillas de ofrendas, se queman en estos hornos

Y así cosas y más cosas presentadas en puro papel, para que al difunto no le falta de nada y se lo pase pipa en el más allá. Aunque parezca mentira es papel. Verdaderas obras de arte en papel....y pintura. No cabe duda que es....¡¡cosa de chinos!!

2 comentarios :

Viajes de Primera dijo... 19 de marzo de 2013, 12:23

El saber no ocupará lugar pero está claro que la espiritualidad tiene un precio en España y en Singapur ;) ¡Muy divertido! Aunque tendrías que explicar un poco lo de la esvástica, que habrá quien se quede con los pelos como escarpias! ;)

Madaboutravel dijo... 19 de marzo de 2013, 12:44

Qué curioso! Me ha parecido una entrada (como todas) muy interesante e ilustrativa ;)

Un abrazo

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top