Jakarta desde el hotel Borobudur. Con la mezquita Iztiqlal y la catedral Nuestra Señora de la Asunción

Que os voy a explicar de esta ciudad que no sepáis o que yo no os haya contado. Cada año que voy, Jakarta me sorprende, me entusiasma y me enamora.

Una ciudad viva, vivísima, una ciudad repleta de contrastes (como casi todas las ciudades grandes de Asia), desde el lujo más alto hasta la miseria más recalcitrante, desde sus altos rascacielos hasta las chabolas de hojalata, desde sus hoteles y malls de súper lujo hasta slums como los de Pasar Ikan, sus abundantes mendigos (aunque teóricamente la mendicidad está prohibida) sus coches de gama alta en las calles (Porches y Lamborginis) sus mercados de día, sus mercados de noche, sus nuevas
edificaciones con complejos de casas y apartamentos por doquier. Con una actividad frenética en muchos puntos de la ciudad. Los restaurantes a tope, los malls también, hay centros comerciales a punta pala, pero dicen que aún hacen falta más.

Indonesia está creciendo a pasos agigantados y un buen termómetro de ello es su capital, Yakarta.
La incipiente clase media empuja y empuja la economía de esta ciudad. Ya, mucha gente hace tiempo que paso del transporte en forma de moto (aunque aún hay más de 9 millones) al coche, las facilidades de pago que dan las casas Nissan, Honda o Hyundai entre otras hace que en muchas familias haya más de un coche y eso se refleja en los insufribles atascos de tráfico, atascos que hay que vivirlos para contarlos. Recorrer 10 kms. en Jakarta puede costar más de dos horas. Ir a hacer alguna gestión al centro, significa tener que comer fuera. Sales a la mañana y vuelves a la tarde (sin remedio).

Pero a pesar de todos los inconvenientes yo cuando voy me lo paso pipa, me lo paso muy bien, me divierto, aprendo, me muevo por la ciudad en transporte público (no taxi) con la ventaja que me da saber el bahasa indonesia....vamos que ando por el Gran Durién como un campeón.

Esta vez, mi cuñado Herri me dejo una de sus motos (como siempre). Otros años no me atrevía a salir a la carretera y andaba con ella solo en el complejo de casas donde vivo. Pero este, cada día iba de casa a la suya, 10 kms aproximadamente y vicecersa. Al principio andaba como un bólido, recordando mis tiempos cuando conducía por Yakarta con mis 26 años. Hasta que me di cuenta que no, que ahora me resulta súper cansino conducir en esta ciudad, tratar de evitar que te toquen con un coche con otra moto, esquivar peatones, Angkots, Metro Minis y Kopajas, si vas por la izquierda mal, si por la derecha también, solo queda el centro pero no hay manera. Los coches y sobre todo los motoristas van por donde se les antoja. Además hay una guerra entre coches y motos y he visto aplaudir a conductores de coche cuando algún motorista se ha pegado un piñazo, si, si, el del coche aplaudiendo y descojonándose. Las calles y carreteras de esta ciudad son la guerra si hablamos de conducir.

Como cada vez que voy para allá, cómo demasiado (a esta edad, es lo que queda), bebo lo mismo (demasiado). Uno se satura de comida indonesia, china (la que más me gusta), internacional. Comer unos chipirones, unas gambas al ajillo, unos canelones o algún fideuá que otro, cocinados por Santy suele ser el antídoto, el remedio para desaturarse.

Casualidad de las casualidades, esta vez he pasado 50 días en Bali y 50 días en Jakarta, justos. 
El embrujo de Bali me cautiva, pero es que Yakarta me fascina, de día y de noche. No sé, supongo que es una ciudad que tiene sus defectos y virtudes, sus pros y contras, sus fans y detractores. 
Y terminaré repitiendo (que pesado soy) aquello que dicen algunos, esos de que "en Jakarta no hay nada"....ignorantes.

 Como cada año, me encuentro con mis amigos los de la becak

 A ciertas horas han de ir tres en un coche por el centro. Estos, se alquilan para sacarse unas rupias

No me olvide de comer los mejores pangsit goreng (raviolis fritos). En GM 

En Yakarta, se hacen recolectas por todos los lados para construir más y más mezquitas

 Me alegré de que en algunos W.C. públicos hubiera papel higiénico


Como decía, los atascos son para volverse loco (de día) 

 Y yo, apatruyando la ciudad con pinta de gabarrero, a tope

Las becak, se prohibieron en muchos lugares de la ciudad. Pero todavía existen en algunos barrios 

 Pocas, pero algunas veces se ven estas cosas en el Gran Durién

 El pintor me decía que me iba a pintar en un plis-plas, pero.....

 Y los atascos de noche, tampoco son moco de pavo

 En el periódico de Yakarta, las esquelas más destacadas siempre son  chinas (CBI, Chinese Born in Indonesia)

Entre tanto vino de 5ª, australiano, italiano o francés, encontrar esto, me gusta (Gora Nafarroa)

  El negocio de la Navidad en el país musulmán más grande del mundo

 Tengo una sobrina que es la chica más guapa de Yakarta

Y canté, otra vez en el Tartine (uno de los pocos sitios que me aguantan)

 Las tiendas de lujo, en los malls de lujo y mi hija que es otro lujo

 Y los chipirones de Santy....otro lujo en Jakarta

Y otro lujo más....ver crecer los anacardos....enfrente de casa

Sara venía a menudo de Bali,  para estar con nosotros

El porvenir de Indonesia está asegurado

 Jakarta de noche, también es espectacular

 El barrio lo encontré como siempre, verde y tranquilo

La chica que venía a yudarnos, era tan recatada que tapaba las vergüenzas de la joven desnuda, con frutas y verduras

 Por supuesto que no me olvidé de comprar los "wayang golek" correspondientes

Aguanté estoicamente a los insufribles cantantes del tranporte público

Y sobre todo, me dió mucha alegría ver que la familia crece. Lizi, la última 

Y nada que me lo pasé fenomenal como siempre. Aunque creo que con 50 días me quedé un poco corto. Por eso el 14 de este (San Valentin), lo pasaré volando,volando camino de Yakarta de nuevo. A ver, a ver que aprendo esta vez...ya os contaré.

Texto y fotos originales de Gildo Kaldorana para:


6 comentarios :

Quaderns de bitàcola dijo... 5 de febrero de 2013, 18:31

¡Qué de fotos! no nos extraña que te quieras volver para allá, con la comida tan buena que hay y las rutas en motos que te pegas!

Fernando Lopez Fernandez dijo... 5 de febrero de 2013, 23:32

Cuando estuve en Indonesia, al llegar a Yakarta, estuve tentado de quedarme pero tome un vuelo a Yogyakarta porque había leido sobre el tráfico y me echó para atrás. En fin, la próxima vez no me lo pierdo, porque es una ciudad que apunta buenas maneras.
Un abrazo

diaridelabonavida dijo... 6 de febrero de 2013, 14:22

Cuanta vida, cuanto color en esta gran ciudad. Nos entran unas ganas tremendas de visitarla algún dia. Y con explicaciones como la tuya, aún más.

Saludos y buenos viajes!!!
Manel & Cristina

lopez javier dijo... 8 de febrero de 2013, 13:29

Qué blog màs chulo!! Te haces de verdad una idea sobre el país. Nosotros hacemos un blog sobre Suiza, esperamos que te guste.

http://www.lovingswitzerland.com/

Anónimo dijo... 20 de marzo de 2013, 15:47

Buenas. Soy un canario (chicharrero) residente durante muchos años en China (Shanghai) y "viajante" de negocios por Taiwán, Corea del Sur y Vietnam (13 años). Afortunadamente mi nuevo empleo comienza el 22 de Abril en Yakarta. Y digo afortunadamente puesto que todo lo que se cuenta en el artículo "Otra vez Yakarta, 50 días..." es muy estimulante. A día de hoy el tema más prioritario que me resultaría consultar con alguien que conozca bien la ciudad es "qué zona" es la más conveniente. No soy rico, y tampoco me "cebo" en la empresa para que me costée los gastos como si lo fuera. Mi nuevo trabajo estará en Tangerang (saliendo de Yakarta, zona Oeste ) y lo único que pido es que la vivienda no esté medianamente bien comunicada para acceder al colegio de mi hija (el cual, desgraciadamente no he podido consultar). Cualquier recomendación será bienvenida, evitando por supuesto las ubicaciones de precio estratosférico reservadas a expatriados "exclusivos"
Gracias y espero una gran aventura en esa parte del Sudeste Asiático que aún no he vivido
Si tienen un ratillo por favor enviar correo a:
tfcarlos69@hotmail.com
Feliz Año Nuevo de la Serpiente

Gildo Kaldorana dijo... 24 de marzo de 2013, 5:07

@Anónimo.
Aquí, hay barrios mejores y peores para vivir (como en todas las grandes ciudades), pero lo importante no es eso, sino que tanto en Jakarta como en Tangerang se ha de coger la vivienda lo más cerca posible del lugar donde uno va a trabajar, sino, se puede morir en el camino de ida y de vuelta, por los atascos de tráfico.
Saludos

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top