Clarke Quay es un excelente sitio para perderse

Bueno, pues ya se acaba esta "tanganilla" de "Singapur según Gildo Kaldorana".
La verdad es que he pasado muy buenos momentos en esta ciudad, momentos de comer, beber, pasear, visitar, fotografiar, en resumen.....disfrutar de la vida. Y con una guía excepcional, mi hija Sara que ha vivido allá casi dos años y medio. Ella ya había ido a esa ciudad-estado el año 1995 a la edad de 15 años se fue sola a Yakarta (familia) y después a Singapur, aprovechando que tenía una prima estudiando en esta ciudad, total que se pasó dos meses entre Indonesia y la ciudad del Merlion.
Yo, hacia bastante tiempo que quería visitar Singapur, pero por una cosa u otra no lo hacía. Al fin y al cabo, desde Yakarta solo hay una hora y cuarto en avión, pero no sé, no sé......
Ahora dicen que se ha incrementado en un 15% el turismo que visita Singapur, no me extraña nada, pienso que es uno de los lugares más agradables del planeta para vivir, por lo menos para mí. Digo esto de "para mí" porque también tiene sus detractores, los cuales alegan que "es una ciudad artificial" o como leí el otro día en internet "si vas a Singapur olvídate de muchas libertades".
Yo, sigo repitiendo que en Singapur tengo más libertades que en Barcelona y que puedo disfrutar de todo, de todo, de todo......lo que te guste, lo hay en esa ciudad.
Ya dijo Confucio aquello de "Nunca llueve a gusto de todos".

 Me gusta ver los resturante con ambiente

Siempre paseando

Colores, muchos colores

Los turistas se lo pasan en grande

Tierra de especias (clavo)

La caja del resturante Sakunthala's

La furgoneta china del parque

Las grandes avenidas con sus rascacielos

 
El toro de Singapur

El Merlion se estaba arreglando

Rascacielos a tope

Interior de Marina Bay Sands

Amigas y compañeras de Sara (1ª de pie a la derecha) en el trabajo. Mosaico de nacionalidades asiáticas

Siempre al entrar o salir de casa, me cruzaba con este altar budista

Un restaurante muy recomendable, calidad precio (gastronomía china)

Al llover abundamtemente, la vegetación es frondosa (jodé como hablo)

 También el Riverside es muy romántico

El restaurante del mercado

La barcaza triste y azul

La sobresaliente pizza del restaurante Persépolis

Lo encantadores templos hindús

En la inmensa calle Orchad Road

Los carteles, casi siempre en cuatro idiomas

Un día comimos......

 El rico cangrejo, gambas, carne y laminas de tofu del Steam Boat (Hot Pot)

De vez en cuando a la sombra, para aguantar el paseo


Y felices y contentos, nos despedimos de Singapur

Adiós Singapur ¿o quiza tendría que decir hasta luego?. Hare todo lo posible para volver a esta ciudad, ordenada, pulcra, seria, educada, calurosa, romántica, gastronómica y siempre agradable.

Quizá te interese leer esta noticia de Indonesia en español

4 comentarios :

unmundopara3.com dijo... 19 de julio de 2012, 17:41

Fantástico post, ya te lo he dicho cientos de veces, incluso el día que nos conocimos en persona te lo repetí, me encanta Singapur, y como bien dices, con todas sus restricciones, tengo todas las libertades.

Buenísimas las fotos, sobre todo la última, jejejeje

Un abrazo!!

Bleid dijo... 19 de julio de 2012, 19:02

otra entrada a tener en cuenta para un futuro viaje a singapur
realmente nos muestras un pais espectacular

Ramón García dijo... 19 de julio de 2012, 21:00

Espero que vuelvas a hablar de Singapur dentro de un tiempo. Me encantan los rascacielos.

Marcos (La Gaveta Voladora) dijo... 20 de julio de 2012, 21:48

Si no fuera una ciudad tan cara ... aun asi vale la pena su visita!

Me gusto mucho!

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top