Cuando amenazaba tormenta (foto a las 4 de la tarde), en la bahía delante del apartamento de Sara, la cosa se ponía oscura.....muy oscura

La verdad que aunque en realidad esta ciudad-estado no es grande (desde luego si la comparamos con la inmensa Jakarta, que tiene casi el triple de habitantes y 40 kms de norte a sur), da para mucho. Quiero decir que si te pones a visitar y mirar cosas, rincones, monumentos, jardines, tienes para dar y tomar.
Yo desde luego no digo que nunca más voy a volver, pues de Yakarta a Singapur solo hay una hora y cuarto en avión. Además hoy en día está internet y esa facilidad que se tiene actualmente para mirar y mirar, repasar y repasar, hasta dar un ticket de avión más o menos barato.
No cabe duda que el hecho de que Sara viviera allá, nos obligaba (y con mucho gusto, claro) a estar con ella durante una temporada y de paso pasear, ver y aprender de las culturas, maneras de vivir, gastronomías, y demás de las comunidades singapurense, malaya, india y una no tan extensa, pero también importante como es la comunidad tailandesa (precisamente en el barrio donde vivía mi hija), con sus restaurantes, comercios y gentes.
Uno no hace más que aprender y aprender de estas sociedades asiáticas tan diferentes a las occidentales.

En los restaurantes de Singapur no hay crisis. Comer y comer, es una de las aficiones de los habitantes de la ciudad

Santy con mi amigo Lin Zexu, en el Chinese Garden

Siempre nos esperaba una buena y fresca Tiger, al volver a casa

Los carteles siempre en cuatro idiomas, inglés, chino mandarín, malayo y hindi

Las almejas del Hot Pot (Steam Boat) eran gigantes (más grandes, más bastas)

El apartamento de Sara es pequeño (dos habitaciones) en un edificio más bien antiguo (900 € al mes)

En Little India, hay casitas bonitas y curiosas (y coloridas)

También hay carteles en solo un idioma como este en chino ¿o es coreano?......como para enterarse

Un restaurante chino bueno, bonito y barato......para pasar el rato (rima)

A pesar de ser una sociedad muy avanzada, tienen un gran problema con la gente mayor

Aunque hace calor, da gusto pasear por las calles de esta ciudad

Otra entrada al barrio chino (donde se puede beber la cerveza más barata de Singapur)

En la Catedral Católica

Venta de "Abalone", ese marisco tan apreciado (y caro). Lo he comido un par de veces, en un chino de Yakarta

Bolitas rellenas de queso y tal

Hablando de queso, gusto que me da ver productos de mi tierra Euskal Herria, en un lugar tan remoto....aupaaaa

Siempre hay que sacarse una foto delante de Marina Bay Sands (situado a 630 metros sobre el nivel del mar)

 Desde el piso de Sara, la calle se ve así (con el paso elevado para cruzar)

Las prohibiciones están por todas partes, la gente de Singapur ya sabe lo que tiene que hacer

Hay rascacielos, parques y jardines a punta pala en Singapur

 Mucha parafernalia para indicar el baño de señoras

Uno no se cansa de pasear por los parques 

Verdaderamente da gusto viajar en el metro (prohibido comer y beber, por supuesto)

 Comer al estilo Dim Sum es mi favorito

Muchos lugares para tomar un buen trago

Las calles siempre están limpias......siempre

También hay músicos callejeros

Ala y para terminar por hoy, este rico y dulce postre "Red bean paste pancake"

Bueno, pues ya me he sacado unas cuantas fotos que he hecho en Singapur, dentro de unos pocos días el último post de esta serie "Singapur según Gildo Kaldorana"

Quizá te interese leer esta noticia de Indonesia en español
 

3 comentarios :

unmundopara3.com dijo... 15 de julio de 2012, 20:19

que bueno, que lindo Singapur, eres un auténtico enamorado de esta ciudad-estado, y yo también, y mas después de estos relatos!!
Un saludo!

www.thewotme.com (The world thru my eyes) dijo... 16 de julio de 2012, 16:25

Lo que veo es ... a parte de que disfrutaste ... mucha gastronomía ... vamos que ... disfrutaste no sólo de espectaculares edificios como el Marina Bay Sands, sino de una genial gastronomía verdad? fíjate además ... hasta Quesos de Euskadi :) ... jajajaja ... si es que estáis por todos lados !!! ... un lujazo encontrarse productos vascos aunque sea en Singapur!!!

Un saludo.

MTTJ dijo... 18 de julio de 2012, 12:06

Comentas que en los restaurantes de Singapur no se nota la crisis. Yo diría que es en casi todos los restaurantes asiáticos...¡cómo les encanta comer y a todas horas!.

Yo también soy una enamorada de Singapur. Recuerdo perfectamente este colorido edificio de Little India y creo que también puse la foto en el blog.

Un abrazo

M.Teresa

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top