En Tanah Lot con cara de pardillos y pinta de hippyes

Pues nada, que me encontraba yo por Yakarta así como quien no quiere la cosa, allá por el año 1978, cuando de repente vi la luz y me dije, caramba (bueno, en realidad dije ¡coño!) creo que ya va siendo hora de casarme. Ya llevaba 3 años en la capital de Indonesia y creí que era hora de encontrar mi media naranja.

Nadie mejor para formar parte de mi vida futura como esa chica dulce, bella e inteligente que siempre  cuando venia a verme, al Jai Alai (allá Hailai), me traía esas deliciosas gambas rebozadas que gustosamente nos las comíamos los dos en la terraza del frontón.

Me casé en un juzgado de Jakarta el 22 de diciembre de 1978. Es la fecha (22/12) que se sortea la lotería de Navidad en España, yo bromeo siempre con que ese año me tocaron 42 kilos (haciendo el juego de palabras kilos/millones) que era lo que pesaba Santy por aquel entonces.

A la espera de casarnos también por la iglesia el 7 de enero de 1979 (teníamos hora para ese día en la Catedral Católica), nos alquilamos un cottage en el Putri Duyung Cottage de Taman Impian Jaya Ancol, (lugar este donde también más tarde celebramos la fiesta del bautizo de Sara y después de 25 años, nuestras bodas de plata) para pasar la noche de bodas después del matrimonio civil. Y aquí es donde entra en juego mi suegro (muy religioso él) el padre de Santy, negándose rotundamente a que durmiéramos mi mujer (ya éramos marido y mujer ¿no?) y yo juntos hasta que no nos casáramos por la iglesia el mes siguiente. Yo siempre le había respetado a mi suegro pero ese día no pasé por el haro y aunque estuvo unos días de morros, al poco tiempo se le pasó.

Pasados 15 días y ya casados por la iglesia, decidimos ir de luna de miel ¿a dónde? pues a Bali, a donde mejor que a la isla de los dioses, que está a solo hora y cuarto en avión de Yakarta.

Nos alojamos en el Bali Hyatt, situado en la zona de Sanur, un hotel en el que la decoración era toda de bambú.

Casualidades de la vida hoy, precisamente hoy, Sara (mi hija) que vive en Bali ha tenido una reunión de trabajo en este hotel, 33 años después, nuestra hija se fotografía en el mismo lugar, en el mismo hotel donde seguramente fue fabricada (engendrada, hablando culturálmente)...jejeje, es que en la luna de miel, fui a por todaaasss...aauuppaaaaa.
Interesante que la recepción continue casi igual si nos fijamos en el escenario, las columnas, las lámparas....claro que una instantanea es de noche y la otra de día.
Esta foto es de 22/06/2012
El hotel Bali Hyatt tiene cinco estrellas, y parece que el año que viene lo van a demoler para hacerlo nuevo.

En la isla de los dioses, alquilamos una moto para movernos. Yo había sacado el permiso de conducir en Yakarta, bueno la verdad es que me lo habían regalado, en la teórica ya estaban marcadas en el test las respuestas correctas y en la practica, tiré todos los conos habidos y por haber, lo que además de la propina (mordida) al capitán de jefatura de tráfico, tuve que invitarle a comer para que me lo diera.

Por aquel entonces, Bali no estaba tan masificado como ahora, ni los balineses eran tan descarados (bastantes de ellos). Como se ve en la foto, apenas había tráfico en muchas carreteras. Una noche, la moto se me quedó sin batería en una vía como esta. Más solos que la una, escuchando los enigmáticos sonidos nocturnos de la jungla y totalmente acojonaditos, al final conseguí que la moto arrancara, para poder volver al hotel (es la única anécdota más o menos importante que me acuerdo de la luna de miel).

Ahí andábamos, sacando fotos con la Pentax K-1000 que me compré en Glodok barrio de Jakarta, cámara que todavía conservo. Si ahora no soy bueno sacando fotos, os podéis imaginar hace 33 años.

Santy era un pimpollo y no sabía donde se había metido al casarse conmigo jejeje. Las chicas de Indonesia  creen que casándose con un blanco van a tener la vida solucionada...¡¡craso error!!. Y si no que se lo pregunten a mi mujer y otras cuantas que se han casado con pelotaris como yo.

Por las fotos que he conseguido recuperar, parece que solo fuimos a Tanah Lot ¿en cuatro días?. No sé solo encuentro instantáneas de ese lugar en la isla y de ningún monumento más. Con la cinta anudada en la cintura que te ponían a la hora de entrar en el templo (y pagar la entrada, claro). Lugar este en el que las mujeres que están con la regla no pueden pasar (son impuras), a ver quien es el guapo que adivina cuando una mujer está con la menstruación o cuando no lo está.

Y claro, como en toda luna de miel que se precie, no hicimos otra cosa que comer y folgar...comer y folgar...comer y folgar...que supongo es lo que se hace en estos casos y situaciones.



Texto y fotos originales de Gíldo Kaldorána para:

15 comentarios :

unmundopara3 dijo... 21 de junio de 2012, 15:01

Buenisimo el post!! Las fotos son totales, ambiente retro a mas no poder, pero como dice el dicho, " yo ya he llegado y li puedo contar, y tu podrás?"
Un saludo!!

madaboutravel dijo... 21 de junio de 2012, 15:49

Brutal!!!! Las fotos me han dejado sin palabras y tus comentarios me han alegrado esta sobremesa tan calurosa.

A ver si nos volvemos a ver pronto!

Un abrazo

Ramón García dijo... 21 de junio de 2012, 19:44

Una luna de miel en Bali casi sin nadie, y ahora son miles de personas las que visitan la isla. Me encantan esas fotos antiguas.

Eloy Quirós dijo... 21 de junio de 2012, 23:10

grande Gildo!!!! me ha encantado :)

VALERIA (QUIEROVERMUNDO) dijo... 22 de junio de 2012, 10:35

Genial, las fotos son totales!!!!, ;-)

Anónimo dijo... 23 de junio de 2012, 10:27

Las fotos magnificas y los comentarios-recuerdo,para dar envidia no? Un abrazo Lleidatana

Miguel A. Cartagena Salgado dijo... 24 de junio de 2012, 9:30

Que bueno!!

Lo que mas me gusta de tu historia es que seguramente el ritmo de vida en aquellos años era mucho mas lento.

Ahora todo es acelerado, sin tiempo para disfrutar las pequeñas cosas de verdad.

Me alegro mucho por ti, por tu mujer y por tu hija. Enhorabuena Gildo!!

Un saludo :))

diaridelabonavida dijo... 24 de junio de 2012, 20:18

Ja, ja. Que post más bueno. Recordando tiempos pasados... Enhorabuena!!!

Marcos (La Gaveta Voladora) dijo... 25 de junio de 2012, 0:22

Que bueno! Como habrá cambiado Bali desde el 78 por no decir como habrás cambiado tu! jejeje.

Buen post, me ha gustado mucho.

Saludos

Marta dijo... 11 de julio de 2012, 20:17

Me ha encantado el post, me he reído muchísimo. Ya entiendo porque en 4 días solo viste Tanah Lot jeje.
Que pasada, que cambiado esta Bali, ahora es trafico, trafico y trafico, increible.
Saludos

Anónimo dijo... 25 de agosto de 2012, 8:39

disculpe me preguntaba asi aun reside en indonesia... amo a una chica de alla y ella igual a mi ..sufrimos por estar tan lejos uno del otro y quisieramos casarnos yo soy de mexico y ella de bandung indonesia no somos muy ricos asabwe de alguien que pueda ayudarnos en esta situacion A
mi facebook es yozz power N R
por si tiene algo que comentarme a
graciaas por su atencion

Tnsi dijo... 25 de marzo de 2013, 9:39

Como cambian las cosas, la isla se masificó, tiraran el hotel para hacer uno más moderno, pero por suerte vosotros estáis más estupendos si se puede!!! Con menos pelo, pero bueno eso no importa!!!!

Un abrazo grande

Verónica Corrales dijo... 16 de mayo de 2013, 13:36

Me ha encantado toda entera la entrada, desde la creación de sara pasando x esos momentos a lo piloto de motos y terminando porque no se como cuidaras de Santi que esta casi igual que hace 35 años!!! Guapísima!!

Me han encantado tus fotos retro con pelo incluido ;)

Un abrazo

Fernando Lopez Fernandez dijo... 21 de junio de 2013, 10:25

Muy grande Gildo¡¡¡ Magnífica entrada. Cómo pasa el tiempo no? feliz fin de semana

María Grau dijo... 9 de octubre de 2015, 22:04

Una historia preciosa de la que no tenía dudas, sois una pareja �� increíble. Bonito recuerdo. Un abrazo a ambos. A ver si algún día podemos conocernos

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top