Con Laura (segunda por la derecha) y Nuri (primera por la derecha), la tercera se nos agregó para la foto
Siempre he dicho que me encanta la parafernalia religiosa, me entusiasman las diferentes formas, figuras, ornamentos y arquitecturas de los desiguales cultos que hay en el mundo.

El caso es que Santy (mi mujer), aparte de que es profesora del idioma indonesio (bahasa indonesia), también toma clases de catalán. Aprovechando la coyuntura de que son casi gratis y de que además a Santy le gusta aprender idiomas, pues tiene facilidad para ello. 

A las clases de catalán, asisten también entre otros, dos monjas de un convento Carmelita que hay en el barrio de Horta (no muy lejos del maravilloso Parc del Laberint d'Horta) aquí en Barcelona. 

Una es mexicana (Laura) y la otra es colombiana (Nuri). Supongo que actualmente el culto católico se nutre de fieles y de personas con vocación de los países de Sudamérica, Centroamérica etc. porque la verdad es que en España hay poca preferencia por la religión (a mi no me parece ni bien ni mal, sino todo lo contrario).

Me gusta ir a misa de vez en cuando, y muchas veces acudo a la catedral de Barcelona, excelente templo de La Ciudad Condal donde, de los 300 ó 350 fieles que nos juntamos en la iglesia, yo soy uno de los más jóvenes y estoy ya en la sesentena.

El otro día Laura y Nuri, nos invitaron a visitar el santuario en el que viven. Me pareció una idea excelente, está cerquita de casa y con el buen tiempo que hace en este momento en Barcelona apetece salir.

Nunca había estado en un cenobio de monjas (supongo que no está alcance de cualquiera....jejeje), por lo que pensé que podía ser una buena experiencia. Además de enseñarnos el convento, fueron tan amables que nos invitaron al piscolabis, refrescos y pica-pica sentados en un banco, los cuatro, debajo de un naranjo ¿o era limonero?

Por supuesto que aproveché para sacar unas fotos y compartirlas con vosotros. 

Así nos recibe la entrada

En la pared

Un guapo rincón

Otro bonito ángulo

 Hermosa basílica

Detalle del altar

Clásicos pasillos de un convento

Pasamos al patio

La estatua con su pedestal, en el centro

Patio este, en el que hay naranjas.....

 
.....y limones

En la parte trasera, hay una especie de jardín con una terraza y macetas, donde lucen en todo su esplendor......ellas y las flores

Y nada más, que no está mal. En Barcelona proliferan los conventos, templos, parroquias e iglesias católicas, que no todo aquí es solo La Sagrada Familia...hay otros excelentes lugares de este culto, para ver, visitar, fotografiar...y como digo en el título del post, para "Cultivar el espíritu".

Texto y fotos originales de Gíldo Kaldorána para:


4 comentarios :

Mª Mercè dijo... 11 de junio de 2012, 0:23

Me han gustado muchísimo los jardines, la terraza donde están las tres "chicas" con unos macetones con flores, pero la iglesia me ha dejado pasmada: nunca imaginé que pudiera haber un templo tan bonito en un convento.

Un beso a Santy y un abrazo para ti!

MTTJ dijo... 11 de junio de 2012, 7:28

Lo que siempre me maravilla de los conventos, especialmente femeninos es el orden, la limpieza y lo bien cuidado que está todo. Realmente parece que haya una mano divina!

Un abrazo

unmundopara3 dijo... 11 de junio de 2012, 13:46

Muy buen post, eso de poder ver como viven en un convento las monjas no está al alcance de todos, y si que es algo muy interesante, siempre me ha llamado la atención.
Saludos!

Anónimo dijo... 10 de febrero de 2017, 17:23

Bueno, de hecho sí que está al alcance todos, lo unico que se tiene que hacer es pertenecer a esa orden religiosa.

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top