En Jakarta normalmente oscurece a las 6 de la tarde y amanece a las 6 de la mañana, todo el año.
A las 5 de la tarde, es el momento en el que el sol y el calor aflojen un poco, por lo que salir a la calle a esa hora, es ciertamente agradable.
Para mí también es el momento de salir de casa, a dar una vuelta por el barrio, bueno, no por el barrio pues Ciledug es inmenso, como todos los barrios de Jakarta, sino por el complejo de casas en el que vivo, que ya es bastante grande.
Dos o tres días a la semana salgo a correr, el ejercicio físico es una cosa que me gusta, además hay que eliminar toxinas de la comida indonesia, china, española, también de la cerveza y demás. Es uno de los deportes nacionales en Indonesia, comer, comer y comer.
Otras veces solo paseo, le digo a Santy (ella, se va a hacer deporte, con la bici) que voy a dar una vuelta, cojo la cámara y me encuentro con el vecino chino-indonesio (de Kalimantan) pak Iwan ¿mau kemana?, los indonesios nunca tienen ningún pudor en preguntar ¿ a dónde vas?, yo le contesto "saya mau jalan-jalan, sebentar" (voy a pasear, un rato), sigo y veo a las criadas que salen con los niños y se juntan a charlar (algunas, son muy bellas jejeje), a las abuelas, también con sus nietos, a los papas en moto con su pequeño vástago, a los niños jugando en el pequeño campo que hay al lado de casa, niños entre 12 y 15 años que me saludan ¡¡Barchelona!!, así me llaman, así es como suena "Barcelona" en indonesio, ya saben que soy del Barça. Cruzo por la casa de los indios (en esta ciudad, la comunidad india es bastante numerosa) en la esquina, que tienen un árbol de jazmín (en indonesio, melati), que es mi flor preferida, pues cuando florece el aroma es........uuuummm, grandioso. 
Así, como todos saludan, entre, halo, apa kabar, mau kemana, selamat sore (hola, que tal, donde vas, buenas tardes) y tal, llego a una casa que está, a unos cientos de metros y que de la cual sale un sonido de campanillas. Me acerco y veo que encima de la tapia hay unas ofrendas y que tienen en el jardín unos cuantos altares balineses-hindús, también con ofrendas. Llamo a la puerta y cuando me abren, pido permiso para entrar y sacar unas fotos, sin dudar, me hacen pasar, mientras ellos siguen con su ceremonia.
El hijo, abre y me hace pasar hasta donde celebran el rito (en el jardin de la casa)
 Todo está preparado, hay varios altares, todo típico de Bali
Lo que se ofrece a las divinidades, fruta, arroz, huevos..........vamos, de todo, alimentos que luego no se aprovechan, sería un sacrilegio, es única y exclusívamente..........para los dioses
Toda la familia se pone a orar, abuelos nietos, hijos, no se libra nadie
El humo del "hio", ese incienso que huele tan bien, hace que la foto parezca un poco surrealista. 
Dándoles las gracias, me despido, ellos son muy amables y cuando terminan, me hacen entrar en casa, a tomar un refresco, cosa que acepto y agradezco

La celebración era algo referente a la "Luna Nueva" o algo así, como siempre pido perdón por ser tan mal periodista, tan mal bloguero, tan mal fotógrafo, pero prometo.......mejorar......jejeje

Esto podría parecer normal en Bali, pero es que en Jakarta hay gente de todas partes de Indonesia, desde Sulawesi, hasta Kalimantan, desde las Molucas hasta Sumatra..........

Quizá te interese leer esta noticia de Indonesia en español


3 comentarios :

martuxi78 dijo... 22 de diciembre de 2011, 17:07

Guauuuuu Gildo, que recuerdos me has traído de Bali jeje.
Por cierto tienes toda la razón en Indonesia es comer, comer, comer, pero ¡QUE COMIDA MÁS BUENA UUMMMM!!

Feliz Navidad

Ramón García dijo... 22 de diciembre de 2011, 19:56

Una razón más para conocer Indonesia. Conocer las costumbres y tradiciones de las diferentes culturas del país.

Bleid dijo... 22 de diciembre de 2011, 20:12

Como me impactaron estas ceremonias cuando las vi en Bali
desde luego un lugar unico para ellas donde la tradicion brota a diario

un abrazo y felices fiestas

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top