Con mi mujer Santy y dos de sus hermanas, Lily y Mei-Mei, en un mall de Jakarta 

Si en Jakarta un día cualquiera, ya hay una actividad frenética en la calle, os podéis imaginar, lo que será si encima son fiestas, como estas las de Navidad. Aunque la comunidad mayormente es musulmana, en esta tremenda ciudad también hay sitio para los seguidores del cristianismo, mucho, y generalmente chinos, que son los practicantes de esta religión, los también llamados CBI (Chinese Born in Indonesia)
Normalmente esta ciudad es un hervidero de gente, de coches, motos sobretodo, las calles están plagadas de tiendas, de joyerías, de peluquerias, de restaurantes, mejores o peores, caros o baratos, chinos,  indonesios o internacionales, de talleres de motos, zapaterias, comercios donde se venden muebles de mimbre, de madera, artesanía del país, bueno y podría enumerar mil y una actividades comerciales, vamos, una vorágine de comprar y comprar........ vender y vender.
Cuando llega la Navidad, los malls (grandes superficies) se llenan de luces de colores, trineos, Papa Noeles, campanillas, villancicos (en inglés), nieve de algodón (los indonesios de Jakarta, no han visto la nieve, ni en fotografía), árboles de Navidad, que incitan a consumir, comprar, comer, beber, en resumen salir de casa a pasear y el que es más pudiente gasta más y el que lo es menos, gasta menos.
La incipiente clase media que esta implantándose en Indonesia y sobre todo en Jakarta, hace que cada vez haya más dinero para gastar, hasta hace poco en el Gran Durien, tener coche era un síntoma de superioridad social, ahora ya casi lo tiene cualquiera, aunque al parque móvil, todavía lo superan las motos, se calcula que hay en esta ciudad algo más de 9 millones de vehículos de dos ruedas a motor.
En Jakarta son afortunados (o quizá no), pillan el Año Nuevo chino, el Año Nuevo musulmán, y por estas fechas el cristiano. La sociedad de consumo no sabe (no quiere saber) de religiones, de creencias, y bien se apañan para aprovecharse de todas las celebraciones, sobre todo los antes citados malls, que los hay en Jakarta por doquier y que los habitantes de esta ciudad aprovechan para pasar el día, pasear, comer, comprar y al atardecer para casa.
Grand Indonesia, Indonesia Plaza, Kelapa Gading, Senayan City y Senayan Plaza que están uno frente al otro, Pondok Indah Mall, Bintaro Plaza, son algunas de las grandes superficies que yo frecuento, que por estas fechas son visitadas por la muchedumbre y que también hay que decirlo, son lugares de atascos de tráfico, en sus alrededores, atascos....... insufribles.
El otro día, les pregunté a un grupo de Papa Noeles que había en un mall, chavales de entre 17 y 20 años (universitarios) si su condición de musulmanes les suponía algún reparo a la hora de disfrazarse de un personaje, que más bien,  representa la tradición cristiana, la contestación fue pintoresca "Yang penting, kita bisa dapat sedikit uang" o lo que es lo mismo "Lo importante, es que podamos pillar un poco de dinero". Conclusión?...........¡¡consumo!!.
También tengo que decir, que en Jakarta, a los niños cristianos, los regalos se los trae un tal Sinterklaas (palabra holandesa) de España.

Nada más por ahora, solo añadir que Indonesia es el país con futuro más halagüeño de todo el  Sudeste Asiático, su economía crece a un promedio de 6,5, impulsada por las exportaciones,  que este año aumentaron en un 25%, hasta los 200.000 millones de dólares.

Quizá te interese leer esta noticia de Indonesia en español




2 comentarios :

Pau dijo... 25 de diciembre de 2011, 9:56

Siempre es interesante conocer cómo se celebran las fiestas en otros lugares del mundo.

Un abrazo y felices fiestas!

Bleid dijo... 26 de diciembre de 2011, 21:20

opino como Pau

siempre es interesante ver los modus operandis de otras culturas en cuanto a celebraciones

abrazos

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top