Bueno, parece que este blog, se está convirtiendo en una web de gastronomía, aunque tampoco pasaría nada, pues también creo que es un tema apasionante.
El caso es que, como mi hija Sara, de la cual hablo en mi anterior post, en relación al tema culinario, yo también vivo actualmente en tres mundos diferentes, mundos dispares, no solo en el tema de la comida, sino en otros muchos asuntos. El hecho de estar al cabo del año, unos meses en Indonesia, otros en Euskadi y completando la anualidad, con la estancia en Barcelona, hace que pueda probar estos gustos tan peculiares y espectaculares de estos lugares tan lejanos el uno del otro.
La verdad es que Euskadi y Cataluña tienen cierta similitud en algunos aspectos, claro que si hablamos de Indonesia, esto ya es,  otro mundo en todos los sentidos.
Cada vez que voy a mi pueblo (Tolosa, Gipuzkoa) un par de meses al  año, normalmente en verano, julio y agosto (creo que son los mejores, para pasarlos allá), me sorprendo de lo bonita que está esta localidad de Gipuzkoa, donde nací. Limpia, elegante y atractiva.
Un día de verano, quedamos los tres hermanos, pues tengo dos hermanas que viven en este pueblo, para vernos y de paso comer juntos en esta la villa de Tolosa.
Hay en el centro-parte vieja, un bar restaurante, que se llama Beti-Alai, que creo es el mejor, para comer el menú, el mejor calidad precio. También hace una notable comida a la carta, pero para los que estamos un poco (bastante) caninos, no conformamos con el menú ya dicho.
Ese día, y antes de comer, mi hermana menor Mariví, me comentó que si me apetecía picar algo antes, le dije que por supuesto (soy de aperitivo siempre, como preliminar de la comida) y me llevó al bar Orbela, situado a unos 20 metros del anterior.
Mariví me sugirió que probara el pintxo-tapa de kokotxas de merluza en salsa verde ¡¡1,75 euros, increíble!!, cosa que hice, y que regué con un riojilla crianza que me supo a gloria, pues estaba deliciosísismo.
En realidad, el pintxo-tapa este, se llama, "kokotxas de merluza con salsa verde, en cestillo de patata frita" . ¡¡Toma ya!!.
Y la comida?.Bueno, la comida estuvo fenomenal, pero eso ya es otra historia

Mi pueblo tiene alrededor de 15.000 habitantes. Como curiosidad, tendría que decir que somos cuatro los tolosarras casados con mujeres indonesias. Hay uno que siempre se me resiste, y me resulta imposible localizarle, y claro, no sale en la foto. Cuando voy para allá, me gusta juntarnos, comer y tomar unos traguillos para alegrar el corazón.
Las féminas, también se lo pasan muy bien, comentando y charlando sobre cosas de su Indonesia querida.
En la foto, a la espera de ver si el año que viene coincidimos los cuatro, estamos en la plaza Euskal-Herria, la primera por la izquierda es Nova (de Manado, Célebes), la segunda es Santy, mi mujer (de Jakarta) y la tercera es Ayu (de Cilacap, Java).
De los machos (no mucho jejeje),  estamos, el primero Jon, el segundo yo, y el tercero Pello, que con Nova, viven y trabajan en Angola. Jon y Ayu, viven y trabajan en Tolosa, y Santy y yo (Gildo) vivimos entre Euskadi-Indonesia-Cataluña.

Todos, todos,  hemos tenido nuestras aventuras, en Indonesia

Post y fotos originales de Gíldo Kaldorána para:

2 comentarios :

Anónimo dijo... 8 de noviembre de 2011, 9:04

si es que la cocina cantabrica...
uff que hambre!

Saludos desde Asturias, Sonia.

Bleid dijo... 8 de noviembre de 2011, 23:52

Gildo , amigo ultimamente estas haciendo que coja unos kilos poruqe cuando ya he terminado de cenar leo tus entradas, me entra hambre y cada noche pico alguna cosilla jjeeje
que buena pinta

un abrazo

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top