Si hay algo que caracteriza a Yakarta, aparte del mogollón de gente que hay, es que la mayoría de sus habitantes son inmigrantes.Cuesta encontrar alguien que me diga que es de Jakarta, haberlos seguro que los hay, pero...son pocos (una de ellas, mi mujer). Vienen a buscarse la vida de otras islas, Sulawesi, Kalimantan, Molucas etc. o/y sobre todo, de la misma Java, isla esta en la que está ubicada .



Pak Santoso, en Jakarta, 
originario de la localidad de Semarang, igual que su señora, ibu Fransiska (especímenes un poco raros en Indonesia, pues son de religión católica) trabajó durante muchos años en una empresa de cinc, ahora jubilado, regenta una tienda (de todo un poco) con su señora en el barrio donde vivo. Nos sentábamos algunos días al atardecer-anochecer (en Jakarta, todo el año se hace de noche a las seis) y me explicaban su vida, generosos ellos, siempre me invitaban a beber algo. Pak Santoso, me hizo recordar  que allá, la medida de capacidad del arroz es por litros, esto me resultó tremendamente curioso cuando llegué por primera vez a Jakarta allá por los años 70, eso y que en Indonesia, el remolino (la espiral) que se forma en el lavabo cuando el desagüe se traga el agua es al reves que en España y que los huevos se vendieran por kilos...y que la gente comiera con las manos...etc.

Cuando salgo a la calle, me gusta preguntar a la gente, antes de que me pregunten a mi, porque en cuanto tropiezan con un blanco, sea en el autobús, angkot o en la piscina mismo, te ametrallan a preguntas y preguntas, de donde eres, donde vives, o si estas casado, etc, alguna vez  protesto y les digo que hacen demasiadas preguntas, a lo que más de uno y una, se calla y algunas veces hasta se enfada.


Aquí estoy, con pak Iwan, venido a Yakarta desde Kalimantan (la parte indonesia de la isla de Borneo). Es vecino mio, en su momento tuvo un restaurante y se forró, pero el "foya-foya (palabras curiosas, con que se denomina en indonesio el derrochar dinero) le arruinó, ahora se dedica a la venta de joyas.

Como decía antes, la mayoria de los inmigrantes son de la misma Java, o sea "orang Jawa", "gente de Java". Me he tropezado con algunas personas que se vienen de Cirebon, o Surabaya, Sukabumi, Rembang o Malang, Purwokerto o Semarang. Muchas, y digo muchas, de ellas, lo dejan todo, maridos, hijos, padres, familia y amigos en su ciudad o pueblo de nacimiento, para irse a la gran ciudad a sacar algo de dinero, ellas solas. Como por ejemplo Sri, la peluquera de Malang (localidad que esta a unos 600 km de Jakarta),que con 39 años esta sola en Jakarta, después de haber dejado en su pueblo marido e hijo, y que cada dos meses o tres, hace una visita al pueblo y lleva algo de dinero, y después de unos dias, otra vez vuelta a la gran metrópolis.También Jari, mi amigo el de la "becak" (el transporte triciclo) que vive y trabaja en Jakarta me cuenta que tiene mujer y dos hijos en Cirebon (a 400 km.), también los visita cada tres meses o así.


Pak Pur, el artífice de mis desdichas y pesadillas (aunque ya se arregló todo con ayuda de terceros), delirios que cuento en post anteriores . También de Semarang (como pak Santoso). Se gana la vida y muy bien de constructor de casas. Todos sus trabajadores los trae de su pueblo de nacimiento  (así hace patria). Reza, reza y reza y le gusta repetir "Al-hamdu-lellah" "gracias a Dios" en arabe (frase esta, que aún siendo árabe, se utiliza mucho en Indonesia) y "mudah-mudahan" "si Dios quiere" en indonesio. Parece y debe ser buena persona. A mi, desde luego y después de ver otras casas hechas por otros constructores, se me pasó el cabreo y me consolé, por aquello de "mal de muchos..." 

Un día hablé con un taxista mientras me llevaba a casa en Jakarta, entre atasco y atasco de tráfico, me comentaba que era de Purwokerto (a 700 km.) y que llevaba 24 años en Jakarta, tenia un taxi (Transcab) que estaba a punto de terminar de pagar, un tipo simpático y dicharachero. Comentaba, que él desde que era niño y tenia uso de razón, se había prometido a si mismo, salir de su pueblo e irse a trabajar a la capital. Le deslumbraban los "capitalinos" que venian de visita esporádicamente y que traían dinero y regalos (supongo que algo parecido a los españoles que en su momento venían de trabajar de Alemania a España, de vacaciones). Por lo que a los dieciséis años, él y un amigo, agarraron y se largaron.

Este es Udin (pena de chico), 30 años, natural de Surabaya (segun me cuenta) está casado y tiene un hijo. Se dedica a recoger plásticos de la basura (botellas, vasos, etc.). Con un saco y un hierro con forma de garfio, se dedica a patear la ciudad. Dice que saca unas 600.000 rupia al mes  (50 euros más o menos). La verdad es que no entiendo que se venga de Surabaya a Jakarta para ganar tan escasa fortuna. Los que se dedican a esto, se llaman "pemulung" en Yakarta y no están nada bien vistos por la población.

Pues nada más que decir, sino que Jakarta es una ciudad de inmigrantes, que se vienen (sobre todo) de la misma Java, del resto de islas del archipiélago, de China (establecidos desde siglos ha)  o de India ( hay una bastante grande comunidad India, también centenarios, y con negocios, sobre todo en Pasar Baru).


Post y fotos originales de Gíldo Kaldorána para:


4 comentarios :

kary dijo... 28 de junio de 2010, 17:45

ostras pues si que hay inmigrantes!!!! bueno realmenente si en las zonas menos pobladas hay mucha pobreza con razón que emigren a la gran ciudad!!!
besotes

Senovilla dijo... 29 de junio de 2010, 20:31

Todos dejamos una huella en la blogosfera, que nos enseña otros mundos, que nos muestra otras vidas.

Un abrazo muy cordial

victorysilcana dijo... 1 de julio de 2010, 18:58

Gildo se siente que te gusta el ser humano. Disfrutas con sus historias y te interesas por todos ellos.Seguro que todos te ven como gran amigo.
Saluditos.

Around The World dijo... 2 de julio de 2010, 8:49

Salam kenal. Wah sering ke Jakarta ya. Kapan jalan-jalan ke Makassar? Nanti saya antar jalan-jalan ke tempat wisata

 
Indonesia o así © 2008. Todos los derechos reservados. Powered by Blogger
Top